• Mi cuenta Crear una cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30

VITAMINA K, UNA GRAN DESCONOCIDA

Sangrados frecuentes de nariz, hematomas o moretones frecuentes, anemia, hemorragia, abundante sangrado menstrual son algunas consecuencias de una dieta muy baja en vitamina K, o situaciones que pueden verse agravadas por la deficiencia de esta vitamina.

Una de las funciones de la vitamina K es ayudar a provocar la coagulación sanguínea y por lo tanto prevenir el sangrado, que es un resultado de la reacción de la vitamina K con el ácido glutámico. Podría incluso ayudar a reducir la inflamación tras un traumatismo, golpe o entrenamiento intenso.

La vitamina K ayuda a impedir la formación excesiva de osteoclastos que son las células que eliminan los minerales de los huesos. De esta forma pueden ser utilizados para otras funciones. Al mismo tiempo vitamina K ayuda al cuerpo a utilizar osteocalcina que ayuda a formar proteínas utilizadas en los huesos.

La vitamina K también ayuda a prevenir la calcificación de los tejidos. Esto puede evitar que las enfermedades cardiovasculares tales como ataques cardíacos o derrames cerebrales. Se ha relacionado con la formación de la vaina de mielina que envuelve las neuronas y las protege ayudando en la transmisión de señales.

No se la suele considerar exactamente un antioxidante, pero ha demostrado ser útil en algunos casos para ayudar a proteger las células contra el estrés.

¿Cómo asegurar un adecuado aporte de vitamina K?

¡Ensaladas! A continuación algunos de los alimentos con mayor contenido en vitamina K y la cantidad de esta aproximada.

  • Col rizada: 817,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos
  • Orégano seco: 621,7 microgramos de vitamina K.
  • Berro: 541,9 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos.
  • Perejil: 421,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos.
  • Espinacas congeladas: 377,1 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos.
  • Acelgas en conserva: 327,3 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos.
  • Espinacas: 307,0 200,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos.
  • Grelos: 307,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos
  • Espinacas en conserva: 290,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos
  • Garbanzos: 264,0 ug. de vitamina K por cada 100 gramos.
  • : aporta este alimento es de 262,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos.
  • Coles de Bruselas: 236,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos
  • Endivias: 231,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos
  • Brotes de soja: 200,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos
  • Harina de soja: 200,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos.
  • Bebida de soja: unos 200,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos
  • Tofu: unos 200,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos
  • Acelgas: 200,0 microgramos de vitamina K por cada 100 gramos

La cantidad de esta vitamina así como la de otros nutrientes, puede verse modificada por la procedencia, preparación y e interacciones con otros nutrientes.


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad