Impulsa a los niños a ejercitarse desde jóvenes

Publicado el 12 julio, 2018 | Entrenamiento

La epidemia de obesidad infantil se da en muchas partes del mundo; el problema no solo se relaciona con los adolescentes, puesto que los niños en edad preescolar también tienen su propia población de obesidad. Es difícil comprender la idea de niños pequeños que lidian con la obesidad, pero el hecho que muchos de ellos están en sobrepeso y en algunas poblaciones llegan incluso al 14%, eso significa que incluso 2 de cada 15 niños luchan contra sus efectos.

Si bien hay muchos factores que contribuyen al sobrepeso, la falta de actividad física es un problema. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que los niños realicen al menos 60 minutos de actividad física por día, pero para algunos especialistas este tiempo puede no ser suficiente, porque según ellos, los niños necesitan mover sus cuerpos y ciclar su nivel de energía y metabolismo que se están desarrollando.

A pesar de esto, hay muchos niños que no obtienen la cantidad mínima de actividad física e incluso en Estados Unidos se hizo un estudio, comparable al continente europeo, donde se concluye que solo el 22% de los niños y adolescentes entre 6 a 18 años son físicamente activos durante 60 minutos, cinco días a la semana.

Teniendo en cuenta los efectos que la obesidad tiene en estos pequeños cuerpos y el hecho de que aproximadamente el 80% de los niños con sobrepeso se convierten en adultos con sobrepeso, hay que hacer algo. SI, este es un problema multifacético que no tendrá una solución de la noche a la mañana; sin embargo, las cosas deberían cambiar y ahora.

Creemos que uno de los pasos más importantes que podemos dar es inculcar a los niños y llevarlos por el camino correcto lo antes posible, haciendo que tengan el hábito de moverse en lugar de mantener una existencia sedentaria, lo que es un buen punto de partida. Pero, ¿cuál es la forma más efectiva de hacerlo?

Hechos para reflexionar con los niños

Un estudio muy reciente comparó tres tipos diferentes de tiempo de recreo para niños en edad preescolar;

  • El primero consistía en juegos libres, donde los niños podían hacer lo que quisieran;
  • El segundo fue estructurado e involucró a un instructor de acondicionamiento físico que guiaba a los niños a través de diferentes actividades;
  • El tercero, el de control, donde se les dio a los niños acceso a libros apropiados para su edad, juegos de computadora y actividades de aprendizaje.

Los acelerómetros se usaron para medir los niveles de actividad de los niños durante los tres tipos diferentes de recreo; como era de esperar, los niños del grupo de control estuvieron significativamente menos activos durante el receso. Pero, lo interesante fue observar que no se encontraron diferencias significativas en los niveles de actividad entre los que tuvieron juegos libres o un recreo estructurado, sin embargo, después del período de receso, los investigadores descubrieron algo de interés.

Para empezar, los niños del grupo de control que participaron en el receso, llegaron a mucho menos actividad física durante el resto del día escolar. En segundo lugar, cuando los niños participaban en juegos estructurados durante el recreo, eran significativamente menos activos después del recreo en comparación con los grupos que tuvieron juegos libres o un receso sedentario.

Los investigadores cruzaron posteriormente las cosas con un segundo ensayo, con la observación que los niños que eran muy activos durante los juegos libres exhibían una reducción significativa en la actividad física durante la actividad estructurada y viceversa, mientras los niños que no estaban tan activos durante los juegos libres inicialmente, aumentaron significativamente su nivel de actividad durante los juegos estructurados.

Los niños deben hidratarse siempre, sobre todo en verano




Cupón Descuento MASmusculo.com BLOG

¿Qué significa todo esto para los niños?

Para nosotros, significa que los niños son similares a los adultos y, que todos tenemos nuestras preferencias y personalidades. Mientras que a algunos les gusta correr salvajemente y hacer todo lo que les viene por capricho, otros son más reservados con sus cuerpos y acciones; es posible que sus cerebros y sus cuerpos no se entrelacen de una manera que posibilite el movimiento espontáneo o incluso que sea divertido; estos niños deben recibir instrucciones sobre que hacer y como hacerlo.

Los entrenadores que trabajan cono preparadores físicos, sobre todo en las escuelas desarrollan bastante actividad estructurada para enseñar a los niños habilidades específicas, pero mezclan algunos juegos libres con mucha frecuencia en sus clases. Durante el tiempo libre, la mayoría de los niños se vuelven locos, pero siempre hay unos pocos que realmente no saben que hacer con ellos mismos; en contraste, estos niños “tranquilos” prosperan cuando se les instruye sobre que hacer exactamente.

Ya sea que trabajes con niños profesionalmente como maestro o entrenador o simplemente tienes un par de pequeños humanos corriendo por tu casa, es de tu responsabilidad mostrarles como incorporar, disfrutar y anhelar el movimiento. Al conocer a tus hijos, empezarás a descubrir como prefieren dedicarse a la actividad física y atender esa necesidad, ya que si se mueven y disfrutan de la vida, estarán revirtiendo esa tendencia a la obesidad infantil y mejorar la calidad de vida; obviamente es un pequeño comienzo, pero es un comienzo.

¿ Que hacen tus hijos en verano ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *