• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30

El bombeo del corazón y la respiración

El corazón, que también es un músculo entrena durante los ejercicios. Su función es bombear más sangre para los músculos superativados del cuerpo. El flujo sanguíneo del corazón aumenta cerca de 4 o 5 veces en relación a su estado de reposo. El cuerpo hace esto aumentando el ritmo de los latidos cardiacos y la cantidad de sangre que llega al corazón y envía al resto del cuerpo.

El volumen de sangre bombeada es un producto del ritmo en que el corazón golpea (frecuencia cardiaca) y del volumen de sangre que él expele de cada pulsación (volumen sistólico).

En reposo, el volumen bombeado es de cerca de 5 litros por minuto (0,07 lts x 70 pulsaciones = 4,9 lts/min). A medida que se empieza a ejercitar al cuerpo, los nervios simpáticos estimulan el corazón a golpear más fuerte y más rápido; la frecuencia cardiaca puede triplicarse así. La estimulación de las venas por los nervios simpáticos hace que ellas se contraigan. Esto, junto con más sangre retornando de los músculos, aumenta la cantidad de sangre que vuelve al corazón (retorno venoso).

El retorno venoso ayuda a aumentar entre el 30 y 40% el volumen sistólico y Cuando el corazón está bombeando a toda fuerza, el volumen es de cerca de 20 a 25 litros por minuto.

Respirando más rápido y más a fondo

Hasta ahora, hablamos sobre llevar más sangre para los músculos que están se ejercitando; pero también los pulmones y el resto del sistema respiratorio necesitan proveer más oxígeno para la sangre.

El ritmo y la profundidad de la respiración aumentarán debido a:

  • Los nervios simpáticos estimulan los músculos respiratorios a aumentar el ritmo de la respiración.
  • Los subproductos metabólicos de los músculos (ácido láctico, iones de hidrógeno, dióxido de carbono) en la sangre, estimulan los centros respiratorios en el tronco encefálico que, a su vez, estimula los músculos respiratorios;
  • Una presión ligeramente más alta, causada por el aumento de la fuerza de cada pulsación y por el elevado débito cardiaco, abre flujo sanguíneo para más bolsas de aire (alveolos) en los pulmones. Esto aumenta la ventilación y permite que más oxígeno entre en la sangre.

A medida que los pulmones absorben más oxígeno y que el flujo sanguíneo de los músculos aumenta, los músculos obtienen más oxígeno.

Artículos relacionados:


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad