• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30 y SAB 9:30 - 13:30

Complementos nutricionales a base de minerales

Minerales

Complementos nutricionales a base de minerales: En determinadas ocasiones tu cuerpo puede necesitar niveles concentrados de diversos nutrientes para poder mantener su rendimiento, en este artículo te aportamos toda la información necesaria sobre la complementación nutricional con minerales.

La importancia de los minerales en la salud humana

Los minerales se consideran micronutrientes junto con las vitaminas, es decir, nutrientes que encontramos en poca proporción en los alimentos pero que resultan imprescindibles para el adecuado funcionamiento de nuestro organismo.

Los minerales participan en numerosos procesos bioquímicos de gran importancia, forman parte de la estructura de varios tejidos, así como de las sustancias ácidas y alcalinas de nuestro cuerpo, y en ocasiones incluso constituyen la parte esencial de una hormona, como sucede con el yodo y la hormona tiroxina.

Los principales minerales que encontramos en nuestro organismo son los siguientes:

  • Calcio
  • Fósforo
  • Sodio
  • Potasio
  • Cloro
  • Azufre
  • Magnesio
  • Manganeso
  • Hierro
  • Yodo
  • Flúor
  • Zinc
  • Cobalto
  • Selenio

A pesar de contar con esta gran diversidad de sustancias minerales que son esenciales para la salud y bienestar  no solemos necesitar un complemento nutricional que albergue los principales minerales en su totalidad, ya que como veremos más adelante, en la mayoría de casos no es común poder desarrollar una carencia nutricional.

Complementos nutricionales a base de minerales

Es necesario aclarar que los complementos nutricionales, que son aquellos productos que se utilizan como fuentes concentradas de nutrientes y están destinados a complementar la alimentación habitual, no deben emplearse para sustituir una dieta equilibrada y en ningún caso debe excederse la dosis máxima recomendada.

Una dieta equilibrada y saludable es capaz de cubrir todos los requerimientos nutricionales, pero en ocasiones no sucede así con los minerales traza, aquellos que se encuentran en nuestro organismo en una proporción muy baja, pero que son imprescindibles en procesos químicos de vital importancia.

Complementación nutricional con minerales traza

El fósforo abunda en las plantas por lo que al ingerir la suficiente verdura se evita el déficit nutricional, el potasio, sodio y cloro se asimilan muy fácilmente, el déficit nutricional de azufre únicamente está causado por el déficit de proteínas y la carencia nutricional no es común en el cobre, manganeso y magnesio.

Por lo tanto, teniendo en cuenta que la finalidad de un complemento nutricional es complementar la dieta para evitar un déficit nutricional, debemos centrarnos en los minerales traza, que son aquellos susceptibles de encontrarse en nuestro organismo por debajo de los niveles recomendados.

Veamos cuáles son:

  • Calcio: El 99% del calcio presente en nuestro organismo se encuentra en huesos y dientes, que actúan como una reserva de este mineral. El calcio se une al fósforo para aportar rigidez a nuestro esqueleto, pero además, el calcio posee numerosas funciones metabólicas que van desde la contracción muscular hasta el transporte de oxígeno. En adultos la dosis diaria recomendada oscila entre los 400 y 500 miligramos.
  • Hierro: Es esencial para el transporte de oxígeno e interviene en la producción de glóbulos rojos.  Se recomienda una ingesta diaria de 10 miligramos para adultos sanos y mujeres post menopáusicas, no obstante, en mujeres fértiles la ingesta necesaria asciende hasta los 18 miligramos diarios, ya que con la sangre menstrual parte de este mineral se pierde.
  • Yodo: El equilibrio en este mineral está estrechamente vinculado a la salud de la glándula tiroides, ya que un exceso o un déficit ocasionarían de forma automática un trastorno metabólico. La ingesta recomendada es de 130 microgramos diarios.
  • Flúor: Encontramos el flúor en los dientes (donde actúa como protector frente a las caries)  y también en el esqueleto. Su carencia nutricional es prácticamente imposible, aunque puede darse si el agua potable es muy baja en flúor y si no se utilizan productos dentífricos enriquecidos con este mineral.
  • Zinc: El zinc es imprescindible para un adecuado funcionamiento del sistema inmune y además se encuentra en enzimas que son esenciales para nuestro metabolismo. Lo encontramos en el esqueleto, piel, cabello y en el género masculino en la próstata. Se recomienda una ingesta de 15 miligramos al día.
  • 

Podemos concluir que los complementos nutricionales a base de minerales son una opción segura y necesaria en aquellas épocas en las que podemos descuidar nuestra alimentación, no obstante, siempre debemos guiar nuestros esfuerzos hacia una alimentación equilibrada que cubra todas nuestras necesidades nutricionales.


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *