Aspectos del calentamiento en la prevención de lesiones

Publicado el 13 julio, 2010 | Salud

Las rutinas de estiramiento deben ser ejecutadas tras el calentamiento a fin de obtenerse los mejores resultados y reducir el potencial de riesgo de las lesiones

El aumento en la temperatura del tejido producido durante el calentamiento fue sugerido en los estudios como responsable por la bajada de incidencia y probabilidad de lesiones músculo-esqueléticas. La elasticidad muscular depende de la saturación sanguínea. Por lo tanto, los músculos fríos con saturación sanguínea baja están más susceptibles a la lesión o daños que los músculos en temperaturas altas y concomitante saturación sanguínea más alta.

El movimiento de recorrido articular también mejora en temperaturas más altas debido al aumento de la extensibilidad de los tendones, ligamentos y otros tejidos conjuntivos. Este aspecto del calentamiento es en especial crítico para los atletas que necesitan de un determinado grado de movilidad articular relacionada a su deporte en particular (ej.: gimnastas, corredores, etc.) y para los atletas que participan de deportes de invierno o que se ejercitan en tiempo frío.

Ya que la temperatura afecta la extensibilidad de los componentes corporales envueltos en la flexibilidad, es particularmente importante recordar que las rutinas de estiramiento deben ser ejecutadas tras el calentamiento a fin de obtenerse los mejores resultados y reducir el potencial de riesgo de las lesiones inducidas por el estiramiento. Los daños al tejido conjuntivo pueden ocurrir si el estiramiento excesivo fuere ejecutado cuando las temperaturas de los tejidos están relativamente bajas.

Calentamiento

Por último, el más importante motivo para la inclusión del calentamiento antes del desempeño de altos niveles de actividad física fue relacionado en los efectos cardiovasculares del ejercicio extenuante y repentino en hombres normales y asintomáticos. Las respuestas cardiovasculares anormales son evidentes cuando los individuos ejecutan un ejercicio vigoroso sin calentamiento. Por lo tanto, se debe tener el cuidado especial en calentar cuando se está participando de deportes o rutinas de musculación que exigen cualquier tipo de actividad repentina y extenuante.

Conclusión

Cualquier persona que haga una actividad física, que practique un deporte o algún tipo de entrenamiento debe hacer rutinariamente un calentamiento de acuerdo con su organismo, su edad y su actividad. Recordando también que las probabilidades de que la baja temperatura del cuerpo puede causar, como lesiones en el músculo, en el tejido conjuntivo, tendones, etc… es más alta. Dependiendo del tipo de actividad física hacer el calentamiento seguido de estiramiento.

Artículos relacionados:

MASmusculo
Compra los productos de esta publicación con el cupón BLOG, y llévate un 5% de descuento en tu compra....Breaking your limits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *