Alimentos de alto contenido energético

Publicado el 20 agosto, 2010 | Salud

Se deben consumir las fuentes energéticas de las frutas y verduras, lácteos, carnes, granos y pasta combinadas con la suplementación

Los alimentos de alto contenido energético son buenos para estimular el sistema inmunológico y para preparar el cuerpo para realizar actividades físicas. Esencialmente nuestros cuerpos necesitan estos alimentos todos los días para ser capaces de realizar nuestra rutina diaria. Pero cuando se practica deportes de alto impacto, como el entrenamiento aeróbico o anaeróbico se requiere de un contenido extra que acompañe a la suplementación; este complemento nutricional necesita no solo de la comprensión y combinación de ellos, sino controlar o determinar las proporciones que cada persona requiere diariamente según el objetivo personal.

Es importante estar enterado que los alimentos de alto contenido energético incluyen alimentos de los cinco grupos principales de alimentos. Estos alimentos incluyen frutas y verduras, lácteos, carnes, granos y pasta, y para asegurarse de ganar los máximos beneficios de los alimentos de alto contenido energético, se debería tratar de elegir alimentos de todos los cinco grupos esenciales.

Opciones de Proteína

  • Salmón: Excelente fuente de grasas que protegen al corazón y ayudan al sistema inmunológico, contien principalmente vitamina B12.
  • Venado: Como es hervíboro, es magro, y contiene menos grasas que otras carnes.
  • Ternera: Su parte magra es excelente fuente de proteínas, vitamina B12, niacina y zinc. Además proporciona hierro, y aunue preocupa sus contenidos en grasas saturadas y colesterol, trae un beneficio adicional o complementario; el ácido linoleico conjugado (CLA)
  • Huevos enteros y sus claras: Provee un equilibrio de todos los aminoácidos esenciales para el crecimiento del músculo.

Opciones de Cereales y Semillas

  • La Avena: Es una fuente excelente de fibra; su parte soluble reduce las lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol “malo”), disminuyendo el riesgo de enfermedades cardiacas. El magnesio de la avena hace que haya una relajación muscular y es necesario para las reacciones corporales dependientes de energía.
  • Germen de Trigo: Se puede agregar a la harina refinada para potenciar el valor nutritivo de los alimentos cocinados.
  • Granola: Sirve como un suplemento alimenticio natural, bueno y barato. Es la reunión de cereales importantes para el equilibrio del metabolismo del ser humano y por lo tanto fuente rica de minerales, fibras y vitaminas A, B y C, proteínas y hierro.

Las Legumbres que no deben faltar

  • Soja: Entre los vegetales es el que podría ser fuentes de proteínas casi completas. Los fitoestrógenos que contienen ayudan a prevenir el cáncer de pecho, y la osteoporosis. Sus flavonoides reducen los riesgos de cáncer de próstata, útero y endometrio.
  • Lentejas: Contienen mucho ácido fólico y potasio, así como hierro y otros minerales.

Frutas y Verduras

Algunas verduras como el brócoli, el coliflor y el repollo tienen propiedades antiestrógenas gracias a los fitoquímicos que contienen. Este efecto es beneficioso para los culturistas porque menores niveles de estrógeno pueden ayudar a combatir la grasa corporal, reducir al mínimo la retención de agua y mejorar los niveles de testosterona. Se debe por tanto incluir estas verduras en forma regular y centrarse en ellos cuando hay sobre-entrenamiento o estrés.

  • Brócoli: El sulforofano (SGS) inhibe el crecimiento del cáncer.
  • Los Pimientos Rojos: proporcionan luteína, beta caroteno y vitamina C. La luteína obstruye la degeneración macular y también poseen el poder antioxidante del beta caroteno y la vitamina C previniendo la aparición del cáncer.
  • Cebollas: contienen dialil sulfito, un fitoquímico que protege contra el cáncer de estómago. Las amarillas y rojas contienen quercetina que inhibe la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad, previniendo enfermadades del corazón. La quercetina reduce la proliferación o el crecimiento de las células cancerosas.
  • Espárragos: Además del ácido fólico y carotenoides, también tienen saponinas que es altamente anti-cancerígena.
  • Tomates: Con mucho licopeno, beta caroteno y vitamina C. El licopeno duplica la fuerza de la actividad antioxidante del beta caroteno y estabiliza los radicales libres creados por el metabolismo corporal. El licopeno ayuda a combatir al cáncer de próstata.
  • Recordemos que el Plátano o Banana es una excelente fuente de potasio, vitamina B6 y carbohidratos y es una de las frutas más preferidas por todos los deportistas.
  • Melón: Tiene beta caroteno, y actúa como un excelente antioxidante.
  • Zanahorias: Es otra fuente que es versátil, disponible, barata y sabrosa de beta caroteno, el antioxidante que estabiliza los radicales libres. Además tiene poca grasa y calorías, y provee el doble de las necesidades diarias de beta caroteno consumiendo una sola zanahoria.
  • Fresas: Una manera sabrosa de apartar el cáncer con la vitamina C y la quercetina y el ácido elágico que contienen. Posee antocianina, que protege al corazón al inhibir la síntesis de colesterol.
  • El Arándano rojo: previene las infecciones urinarias y además ayuda a controlar el colesterol, triglicéridos, es rico en fibras y lo mejor de todo; adelgaza.
  • El Ananá contiene un importante complejo vitamínico, ayudando también al proceso digestivo purificando el organismo.
  • Ingerir una mitad de una Toronja o tomar su zumo antes de cada comida puede ayudar a la pérdida de hasta medio kilogramo a la semana, aunque no se cambie absolutamente nada en la dieta.

Frutos Secos y Semillas

  • Avellanas: Tienen ácido alfa linoleico (EPA) y ácido docosahexanoico (DHA), los aceites encontrados en el pescado. Estas grasas ayudan a reducir los ataques cardiacos y embolias; también potencian el sistema inmunológico. Las avellanas pueden ayudar a equilibrar las ingestas de ácidos grasos Omega 6 y Omega 3.
  • Un buen puñado de Almendras repleta de grasas benéficas es capaz de reducir el peso.
  • Semillas de Lino: Abundantes en Omega 3 y lignanos, una fibra insoluble. Fortalece el sistema inmunológico, reducen el LDL, elevan el HDL e inhiben el cáncer producido por una sobrecarga de estrógenos.
  • Semillas de Sésamo: un condimento ideal por su gran gran riqueza de grasas insaturadas (cerca de 50%), lo que las vuelve particularmente benéficas para la prevención de las enfermedades cardiovasculares y disminución del colesterol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *