Starbucks

Starbucks es actualmente el símbolo del café más difundido del mundo. Esta empresa compra y tuesta café de alta calidad, para ofrecerlo después en sus lugares característicos. En estos es posible reunirse con otras personas y disfrutar además de variedades de té y delicias en repostería que son un agasajo para el paladar.

Más

Ordenar

Starbucks nació en 1971 y era una única tienda en Pike Place Market, un mercado característico de Seattle en Estados Unidos. El nombre surgió inspirado por la novela Moby Dyck y ofrecía los mejores cafés del mundo, en un ambiente cálido que evocaba el mundo de los comerciantes de café de tiempos muy lejanos.

Sin embargo, su mejor momento llegó cuando pasó por sus puertas Howard Schultz en 1982. Este ejecutivo quedó impresionado por la calidad de sus bebidas, sobre todo por su delicioso café proveniente de Sumatra. Un año después pasó a formar parte de esta empresa y así comenzó la era de un estilo destinado a instalarse en todo el mundo.

En esos tiempos Howard viajó a Italia, en dónde se sumergió en la experiencia de disfrutar el café en un ambiente cálido que fomente la reunión y la camaradería de la comunidad. Esto motivó que en 1987 comprara Starbucks y a partir de allí comenzó una trayectoria en la que los clientes obtendrían una conexión con un ambiente especial, entre el hogar y su vida profesional.

Bajo el objetivo de "inspirar y nutrir el espíritu humano" hoy se cuenta con más de 15000 locales, que se han adaptado al estilo de vida de más de 50 países. No son solo una empresa tostadora de granos de café. Tienen un compromiso social inalterable con las personas que lo cultivan y procuran darles un estilo de vida digno. Este se extiende también al trato hacia su personal y hacia la clientela que reciben todos los días.

Cada tienda de Starbucks tiene un magnetismo especial que genera una sensación de pertenencia en cada persona que la visita. Son lugares especiales diseñados para desacelerar y reunirse con amigos o compañeros de trabajo, deleitándose con el café más delicioso y fácil de llevar.

De la misma forma tienen un programa de comercio ético, que es uno de los fundamentos del éxito de esta cadena mundial. A través de este instruyen a su personal en las conductas y procedimientos necesarios, destinados a fomentar la mejor relación en el lugar de trabajo.

Sumado a esto Starbucks mantiene relaciones con las comunidades proveedoras de sus materias primas basadas en el respeto a la diversidad cultural. Para esto favorece la inclusión, la equidad y la accesibilidad de todo tipo de personas. Invierten en barrios locales, realizando acuerdos de colaboración estratégicos que proveen oportunidad y posibilidades de desarrollo.

Incluso tienen políticas claras en cuanto a la elección de los proveedores. Las mismas promueven una red de suministro compuesta por empresas en manos de mujeres y de diversos grupos minoritarios que se verán beneficiados por ética impecable de trabajo.

Sumado a esto Starbucks también ha canalizado la comercialización de sus numerosos productos a través de las tiendas virtuales mejor posicionadas. De este modo llevan también la calidad del mejor café, al seno de millones de hogares en todo el mundo.