Vitamina C

Vitamina C

    1. BENEFICIOS DEL CONSUMO DE VITAMINA C
      1. Formación de tejido
      2. Anemia
      3. Antioxidantes
      4. Resfríados
      5. Escorbuto
      6. Desestresante
      7. Hipertensión


La vitamina C es una vitamina hidrosoluble, es decir que se disuelve en el agua. No es producida por el organismo y tampoco la almacena, por lo tanto se necesita un suministro constante de ella para un buen crecimiento y desarrollo general.

Beneficios del consumo de la vitamina c

Formación de tejido

La vitamina C interviene en la formación de colágeno, muy útil para la restauración de tejidos en el proceso de cicatrización de piel, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos.

Concretamente contribuye a la curación de las heridas en la piel evitando dañar el ADN de las células.
Cartílago y huesos
Una dosis adecuada de vitamina C ayuda a reparar y mantener en buen estado el tejido de cartílagos, huesos y dientes.

Anemia

El hierro es el mineral recomendado para el tratamiento de la anemia, pero la vitamina C ayuda a la absorción del mismo.

Antioxidantes

La vitamina C es un poderoso antioxidante que bloquea el daño causado por los radicales libres producidos por algunos tipos de alimentos, el humo del tabaco, radiación o situación ambiental no muy saludable.
La acumulación de radicales libres puede llegar a producir un envejecimiento prematuro de los tejidos de todo el organismo, además de la posibilidad de desarrollar algunas enfermedades como cáncer, cardíacas o trastornos en los huesos y articulaciones como artritis.
Por lo tanto, la vitamina C es uno de los grandes aliados contra los signos más notorios del envejecimiento y sobre todo en la lucha contra el cáncer.

Resfríados

La vitamina C es uno de los remedios más conocidos para combatir el resfrío común. En realidad, las personas que toman suplementos de vitamina C sufren de resfríos más cortos y síntomas moderados, sin embargo, no mejora los síntomas si se toma cuando ya está resfriado.

Escorbuto

La falta de vitamina C puede provocar gingivitis y debilitamiento general, por lo tanto, se recomienda una ingesta adecuada de esta vitamina diariamente.

Desestresante

El cortisol es la hormona que fabrica nuestro cuerpo cuando se encuentra en situación de estrés. Cuando se produce con frecuencia puede provocar un debilitamiento de las defensas del organismo. La vitamina C actúa sobre la respuesta de la glándula adrenal, reduciendo significativamente los niveles sanguíneos de cortisol, mejorando el carácter y las defensas inmunitarias del organismo.

Hipertensión

Según los resultados de estudios realizados, la vitamina C reduce la presión diastólica y sistólica en pacientes hipertensos.

La ingesta de vitamina C también beneficia a la salud de las venas y arterias, puesto que los vasos sanguíneos de personas obesas suelen tener una actividad elevada de endotelina, una proteína que produce la contracción de venas y arterias respondiendo mal ante la demanda de flujo de sangre.

Productos con Vitamina C