Remolacha

Remolacha

    1. Composición de la remolacha
    2. Beneficios del consumo de remolacha
      1. Baja la presión arterial
      2. Mejor rendimiento
      3. Rico en betaína
      4. Anticancerígena
      5. Desintoxicación
      6. Combate la osteoporosis.
      7. Mayor rendimiento sexual

La remolacha también conocida como betabel en algunos países es un alimento que crece en las costas del norte de África, Asia, y Europa. Antiguamente se utilizaba las hojas, actualmente su dulce raíz es fuente de azúcar y nutrientes que son muy bien aprovechados por el organismo.

Composición de la remolacha

La remolacha es rica en nutrientes y fibra, brindando una importante estimulación inmunológica al organismo. Entre sus componentes principales se encuentra la vitamina C, fibra y minerales esenciales como el potasio y manganeso.

El potasio es esencial para la salud de nervios y músculos, mientras que el manganeso ofrece fortalecimiento de huesos, hígado, riñones y páncreas. En sus hojas se encuentran proteínas, fósforo, zinc, fibra, vitamina B6, magnesio, potasio, cobre, y manganeso. Además de vitaminas A, C, calcio y hierro.

Beneficios del consumo de remolacha

Baja la presión arterial

Los nitratos presentes en la remolacha se convierten en óxido nítrico en el organismo, lo que ayuda a relajar y dilatar los vasos sanguíneos. Esta propiedad, mejora la calidad del flujo sanguíneo disminuyendo la presión arterial.

Mejor rendimiento

El mismo óxido nítrico posee un efecto potenciador del rendimiento físico, reduciendo el costo de oxígeno en los tipos de ejercicios de baja intensidad y mejorando la tolerancia en los ejercicios de alta intensidad.

La remolacha brinda un impulso que te permitirá rendir más en tus sesiones de ejercicios físicos.

Rico en betaína

Las remolachas son ricas en betaína, este nutriente protege a las células, proteína y enzimas del estrés ambiental.

Además, brinda grandes beneficios como combatir la inflamación, proteger los órganos internos, mejora el rendimiento físico, disminuye riesgos de contraer enfermedades cardiovasculares y otras numerosas enfermedades crónicas.

Anticancerígena

Los fitonutrientes presentes en la remolacha pueden evitar el desarrollo de numerosos tipos de cáncer, como el de páncreas, mama y próstata por su cualidad de reducir las formaciones tumorales en los órganos.

Desintoxicación

El consumo de remolacha ayuda a eliminar las toxinas y purificar la sangre y el hígado, participando en la segunda fase de desintoxicación del organismo.

Combate la osteoporosis.

La sílice inmersa en la remolacha hace que el organismo realice un mejor uso del calcio, necesario para el buen desarrollo de huesos y dientes.

Mayor rendimiento sexual

Como es una rica fuente de nitratos, la remolacha amplía los vasos sanguíneos incrementando el flujo sanguíneo en todo el organismo, principalmente en los órganos genitales del hombre. Además, la remolacha contiene boro que aumenta la producción de la hormona sexual masculina.