Melatonina

Melatonina

  1. Características de la Melatinona
  2. Forma de administración
  3. Beneficios del consumo de Melatonina

Características de la Melatinona

La melatonina es la hormona encargada del ritmo circadiano, es decir, que regula las funciones fisiológicas del organismo para que sigan un ciclo regular de 24 horas. Coincidiendo con los estados de sueño y de vigilia por lo tanto tiene efectos secundarios sobre nuestro organismo. Se sintetiza en la glándula pineal a un ritmo cíclico y luego es distribuida por la sangre en pequeñas proporciones. Hasta los 3 años de edad se logra los mayores niveles de melatonina, disminuyendo a menos de 12 veces del de una persona joven. Por ello es que les cuesta tanto adaptarse a diferentes horarios de sueño y encontrar un equilibrio. Sin embargo, los beneficios de la melatonina van mucho más allá, porque el hecho de regularizar y controlar nuestro reloj biológico significa mejorar la calidad del sueño por lo que se estimula el sistema inmune y protege el sistema nervioso central.

Forma de administración

Cuando la melatonina elaborada por nuestro cuerpo de manera natural no es suficiente se puede adquirir a través de pastillas que suelen colocarse debajo de la lengua para ser absorbidas por el organismo.

Beneficios del consumo de Melatonina

La propiedad más importante de la melatonina es que ayuda a regular las alteraciones del sueño hasta encontrar el equilibrio. Es especialmente indicado para las personas que tienen cambios de horarios por viajes que cruzan diferentes franjas horarias o trabajos nocturnos permanentes u horarios prolongados. Con la dosis correcta de melatonina se recuperan con mayor rapidez del ritmo sueño-vigilia. También se suele suministrar melatonina a pacientes que están por pasar por una cirugía, de esta manera se logra calmarlos antes de la anestesia.

Por lo tanto, podemos resumir nombrando algunos síndromes o transtornos y la dosis más recomendada de melatonina:

  • Insomnio: La dosis habitual es de 0.3-5 mg al acostarse
  • Niños con trastornos en el desarrollo (parálisis cerebral, autismo y discapacidad intelectual): La dosis habitual es de 5 mg de melatonina diarios a las 8:00 de la noche.
  • Síndrome del cambio de franjas horarias: Lo habitual es tomar  0.5-5 mg al acostarse cuando hemos llegado a nuestro destino y se continúa tomando de 2 a 5 días.
  • Diskinesia tardía (DT): Se suministran 10 mg de una formulación de liberación controlada.
  • Para aliviar los efectos secundarios de radioterapia, quimioterapia o interleukina 2 se recomienda ingerir melatonina 7 días antes del tratamiento y se continúa tomando a la par hasta completar el tratamiento.
  • Prevención de las cefaleas en racimos: Se usa una dosis de 10 mg en la noche.
  • Reducción de síntomas por abstinencia de nicotina: Se suministra 0.3 mg por vía oral tres horas y media después de haber dejado de fumar.