Alfalfa

Alfalfa

    1. Composición de la Alfalfa
    2. Beneficios del consumo de Alfalfa

La misma alfalfa que utilizan los granjeros para dar de comer a su ganado, hoy es utilizado como planta comestible para combatir graves enfermedades, tales como enfermedades cardiovasculares, derrames o cáncer. Todo gracias a los científicos que han descubierto sus verdaderas propiedades.

Aunque existe mucha información sobre las propiedades de los brotes de alfalfa, se tiene conocimiento de que el mayor de los beneficios se encuentra en sus hojas. En el mercado está disponible en preparaciones en forma de polvo o píldoras.

Composición de la Alfalfa

Las hojas de la alfalfa son muy ricas en proteínas, fitoestrógenos, flavonoides, enzimas digestivas, vitaminas C, K, A, E, D y del grupo B, minerales, alcaloides, saponinas, carbohidratos, fibras, grasa, ácidos y fitoesteroles.

Beneficios del consumo de Alfalfa

La alfalfa es una planta nutritiva utilizada en la medicina Ayurveda y en la tradicional por el aporte reconstituyente nutricional que aporta su riqueza de nutrientes. Además ofrece beneficios contra la osteoporosis y los sofocos de la menopausia.

  • Anemia: Por su alto contenido de vitaminas B, C e hierro, la alfalfa es utilizada para tratar la anemia o complementar algunas dietas insuficientes.
  • Decaimiento: La alfalfa es rica en aminoácidos, minerales y vitaminas, por lo que es un ingrediente ideal para tratar el decaimiento, dietas insuficientes o cansancio. También se la utiliza como tónico nervioso o estimular levemente el estado anímico.
  • Cabello: Los comprimidos de alfalfa son recomendados en casos de pelo y uñas quebradizas o apariencia insana. Su alto contenido de silicio y hierro la convierte en una excelente opción para reparar las estructuras del cabello, uñas y piel.
  • Menopausia: Los componentes hormonales presentes en la alfalfa, especialmente  los cumestranos, ayudan a aliviar algunos síntomas de la menopausia como los sofocos. También se utiliza la alfalfa para el tratamiento de inflamaciones provocadas por ciclos menstruales demasiados abundantes.
  • Diurético: La alfalfa posee la propiedad de facilitar la eliminación de líquidos, ayudando a mejorar algunos trastornos metabólicos como la diabetes, celulitis y edemas. Este beneficio es gracias a su riqueza en aminoácidos  arginina  y  asparagina, además de minerales como el potasio, calcio y magnesio. La presencia de los ácidos ascórbico y cafeico también ayudan a realizar esta función.
  • Aparato urinario: Como dijimos anteriormente la alfalfa posee propiedades antiinflamatorias y diuréticas, por lo tanto ayuda en el tratamiento de infecciones del aparato urinario, tales como cistitis, nefritis, piedras en los riñones, prostatitis, etc.
  • Diabetes: El beneficio de la alfalfa de ser hipoglucemiante, permite reducir el nivel de azúcar en sangre de personas diabéticas. Ayudando o potenciando los medicamentos que toma normalmente. Esta propiedad está dada por su alto contenido de manganeso.
  • Colesterol: Las saponinas y fibras presentes en la alfalfa favorecen a la disminución de la absorción del colesterol en el intestino
  • Arteriosclerosis: La alfalfa ayuda a evitar la formación de coágulos en las arterias por la presencia de cumaninas, un componente con propiedades antiagregantes.