Aceite de Palma

Aceite de Palma

    1. Composición del Aceite de Palma
    2. Beneficios del consumo de Aceite de Palma

El aceite de palma se obtiene de la fruta de la palma y contiene ácidos grasos saturados que pueden sustituir a las grasas de origen animal, que son menos recomendables por el riesgo de contraer problemas circulatorios o metabólicos.

Composición del Aceite de Palma

El aceite de palma contiene casi la mitad de grasos saturados como el ácido palmítico, una segunda mitad de ácidos grasos monoinsaturados, principalmente el ácido oleico y un bajo porcentaje de grasos poliinsaturados.

Es una rica fuente de carotenos, vitamina E, vitamina D y vitamina A, sin nada de sodio.

Beneficios del consumo de Aceite de Palma

Antienvejecimiento: El aceite de palma no refinado posee una coloración rojiza por su alto contenido de carotenos, que ofrece una acción protectora en nuestra piel, ojos y otras partes de nuestro organismo. Sumada a la vitamina E presente en forma de tocotrienoles y tocoferol, estamos en frente de un excelente antioxidante que nos ayuda a proteger nuestra piel y todas las células de nuestro cuerpo de los radicales libres.

La vitamina D incluida en el aceite de palma, también ayuda a fortalecer la piel y el tejido de los huesos, fortalece el sistema inmunitario y ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer.

Visión: Es indicado especialmente para mantener y regenerar un correcto estado de la retina ocular y la visión. Evitando la pérdida de visión por degeneración macular o ceguera nocturna.

Resfríos: En cuanto a la piel, los carotenos también pueden preservar las mucosas que ayudan a favorecer una buena salud del sistema respiratorio, incluso mejora los síntomas que provoca el asma.

Cerebro: Las propiedades del aceite de palma también ayudan a minimizar las afecciones cerebrales como los dolores  de cabeza, Alzheimer, Parkinson, etc.

Facilita la absorción de las vitaminas: Uno de los grandes beneficios del aceite de palma es ayudar a absorber las vitaminas liposolubles que muchas veces nos falta cuando comenzamos algún tipo de dieta restrictiva.

Para evitar déficits vitamínicos se puede recurrir al aceite de palma que contiene vitamina E, en forma de tocoferoles y tocotrienoles.

Reduce nivel de colesterol: La presencia de tocoferoles y tocotrienoles, ayuda a reducir el nivel de colesterol malo en la sangre.

Sistema circulatorio: El aceite de palma, por su elevada cantidad de vitamina E, es un alimento beneficioso para nuestro sistema circulatorio. Además, su aporte de grasas saturadas contribuye favorablemente al control de la aterosclerosis y trombosis arterial.