La Prairie

La Prairie es una casa de cosméticos, ubicada en Suiza. Esta crea fabulosos productos de maquillaje que dejan resultados profesionales, tratamientos cosméticos para mejorar la piel y así favorecer a los consumidores con efectos anti-envejecimientos. Su fundador Paul Niehans se ha encargado de que La Prairie cuente con potentes formulas secretas, ingredientes muy originales y que proporcione una eficacia maravillosa.

Más

Ordenar

La Prairie es una casa cosmética de origen suizo que fue fundada en el año 1931 por el doctor Paul Niehans. En esta especial casa cosmética se elaboran maquillajes que cubren con éxito las imperfecciones y los mejores tratamientos anti-envejecimiento, que van desde cremas hasta infusiones. Todos sus cosméticos cuentan con una fórmula secreta que ha sido muy bien guardada y que constantemente está mejorando. La intención de fundar esta casa y estos asombrosos productos no fue solamente para verse o mantenerse más joven, sino que también se elaboraron para mejorar la calidad de vida de sus consumidores.

Le Prairie tiene la mejor tecnología, la mejor fórmula para sus productos y ofrece los más originales ingredientes. Toda su historia comienza con el doctor Paul Niehans laborando en la clínica La Prairie, sobre la terapia celular. Ubicada está en Montreux, un campo de Suiza. Desde los inicios iban destacadas estrellas del cine, estrellas de la televisión, las personas más influyentes de la sociedad en esos momentos e incluso líderes mundiales para hacerse los maravillosos tratamientos. Pero fue en 1953 cuando consiguieron la fama internacional, gracias a la visita del papa Pío XII. Los tratamientos proporcionaban increíbles resultados y fue entonces cuando decidieron llevar la casa cosmética al siguiente nivel. En 1978 empezaron a crear, con el trabajo realizado por Paul NIehans, complejos celulares exclusivos.

Incluso revolucionó el cuidado de la piel con unos de sus productos que tenía verdadero contenido importante procedente del caviar. Próximamente esta cosmética estaría sacando su propia línea de maquillaje que ha sido reconocida a nivel internacional porque cubre con éxito las imperfecciones, proporciona acabados impresionantes y deja a la piel con textura de seda. Desde entonces la magnífica casa cosmética ha estado en una constante evolución, sacando a la venta productos elaborados con avanzada tecnología y con espectaculares efectos anti-envejecimiento que son cada vez más funcionales. Desde que se inició La Prairie no ha parado ni por un instante, cubriendo las necesidades de la piel de sus consumidores y creando productos únicos. Un ejemplo claro de su innovación son sus cosméticos con ingredientes originales como el oro, el caviar y el platino. Pueden parecer ingredientes raros, pero le proporcionan a la piel grandes resultados.

Otra muestra puede ser el increíble maquillaje, que ha sorprendido por su textura húmeda y por dejar a la piel con un tono uniforme. Lo mejor de los productos de maquillaje Le Prairie es que hacen lucir al rostro perfecto, son muy fáciles de usar y beneficia a la piel con sus formula especial. Una muestra más de que todo el tiempo y esfuerzo que ha invertido Paul Niehans ha valido completamente la pena. Elaborar estos cosméticos es un proceso complejo, ya que las formulas deben ser precisas y pasan por un fuerte proceso de selección. Esto se hace con la intención de presentar y vender simplemente la mejor calidad de los cosméticos Le Prairie. Ya conociendo esto y la historia de la asombrosa de Le Prairie, podemos decir que es algo inspirador. Por la forma en que una clínica ubicada en el campo Montreux de Suiza se hizo de pronto en un verdadero santuario y cosmética que le sirve a todo tipo de personas, es simplemente increíble. Le Prairie es una casa cosmética que está en otro nivel, logrando con sus magníficos cosméticos algo excepcional.