Pasta de Dientes Hay 16 productos.

Cuando hablamos de para que sirve la pasta dental, debemos decir que se trata de un producto de uso casero para higienizar los dientes y las encías y su cometido es evitar la formación de caries y otras enfermedades de índole bucal, al tiempo que proporcionar un aliento fresco.

Más

Ordenar
    1. La Pasta Dental en la Historia
      1. Pasta Dental para Todos
      2. Importancia de la Pasta Dental
      3. Cómo Elegir una Pasta de Dientes
      4. Cómo Maximizar el Efecto del Flúor

La Pasta Dental en la Historia

Si vamos a hablar de la pasta dental en la historia, es preciso mencionar que la primera de ella surgió en el Antiguo Egipto, hace más de cuatro milenio. Entre sus ingredientes podíamos hallar uñas de buey, cáscara de huevo, polvo de piedra pómez, pimienta, sal y mirra. Sin embargo, mucho tuvo que pasar hasta que, finalmente, en el siglo XIX el uso de la pasta de dientes se popularizara y su fórmula se perfeccionara hasta llegar a la combinación perfecta que conocemos hoy en día, la cual contiene humectantes, abrasivos, amortiguadores de pH, sodio y fluoruro, entre otros ingredientes.

Pasta Dental para Todos

Dentro de los tipos de pasta dental es seguro que encontrarás la ideal para tus necesidades, ya que las hay para prevenir caries, para efectuar una limpieza que dure doce horas, para blanquear los dientes, para encías sensibles, para calmar la sensibilidad dental en sí misma y ahora se ha incorporado la pasta dental con vitamina B12 para veganos.

Importancia de la Pasta Dental

La pasta dental es el la sustancia que nos permite realizar una higiene bucal efectiva, sin la cual no sólo nos perseguiría el mal aliento, sino que desarrollaríamos enfermedades que, eventualmente, nos harían perder la mayoría de nuestras piezas dentales, pasando primero por la temida etapa de los “dientes negros”, fase que nos hace lucir un aspecto que realmente da miedo.

La boca es una de las zonas de nuestro cuerpo que más bacterias hace proliferar. Por ello es que se necesita de un producto que no solamente limpie, sino que también elimine dichas bacterias y prevenga su formación durante horas, ya que no siempre tenemos acceso a un lugar en el cual lavarnos los dientes. Cada día la industria perfecciona a los dentífricos, lo cual podemos comprobar al observar que la salud dental ha mejorado notablemente en las últimas décadas.

Cómo Elegir una Pasta de Dientes

Además de buscar una pasta de dientes que trate nuestros problemas específicos, es imprescindible que la misma contenga 1.500 ppm, las cuales son las partículas de flúor por millón. Si la pasta es baja en flúor, su efecto anticaries es prácticamente inexistente. Por lo tanto, deberemos tomar esto en cuenta la próxima vez que elijamos una crema dental. 

Cómo Maximizar el Efecto del Flúor

El flúor es el componente principal de la pasta dental, por lo tanto, hay que hacer que su efecto no se vea diezmado por prácticas que hemos convertido en hábito. Por ejemplo: ¿mojas el cepillo de dientes antes de comenzar tu cepillado? Esto es algo que no deberías hacer. Por otro lado, una vez la higiene bucal está terminada, lo más recomendable es escupir la pasta, pero nunca aclararla con agua, ya que esta arrastra el flúor fuera de la boca y no permite que complete su efecto protector.