¿Sabes escoger para tu filete de carne?

Publicado el 2 julio, 2019 | Nutrición Deportiva, Salud

El pollo y el pescado son elementos básicos para el culturismo, pero de vez en cuando quieres dejarlos de lado para disfrutar de un trozo grueso de filete de carne vacuna ¿ no ?,carne

Después de todo, la carne vacuna es rica en proteínas y otros nutrientes que sin duda son vitales para un cuerpo activo, pero dependiendo del corte que elijas, el bistec puede pasar rápidamente de un alimento de culturismo de primera categoría a uno que vaya a hundir tu dieta limpia y, todo se debe a las calorías de las grasas saturadas.

¿Qué tan mala puede ser la elección equivocada?… ten en cuenta que una porción de 350 g de costilla recortada posee 480 calorías de la grasa sola. Entonces, ya sea que estés comiendo en un restaurante o que elijas un corte en tu carnicería, vale la pena conocer tus cortes de carne vacuna, especialmente si estás cuidando el consumo de calorías para obtenerlas magras; de hecho, no cometas el error de pedirle al camarero el corte más sabroso, que probablemente te llevará en la dirección equivocada debido a la mayor cantidad de grasa… la grasa, de hecho, mejora el sabor.

Eso no significa que tengas que quedarte con un trozo de carne seca, por supuesto. Los métodos de preparación y las especias pueden hacer o deshacer cualquier corte de carne, pero comencemos por armar una lista de filetes que muestren un poco de amor a tus músculos al ofrecer una mejor proporción de proteína a grasa que sus contrapartes, además pueden ser más económicos y no por ello son menos deliciosos.

1- El Ojo Redondo (Relación Proteína a Grasa – 7:1)

No solo es el redondo como muchos los conocen que a menudo se pasa por alto uno de los cortes más magros en la carnicería, sino que también puede ser uno de los más económicos. Se toma cerca de las patas traseras, o la parte «redonda» del animal. Más allá de que es una carga de proteínas para esculpir los músculos, este bistec también brinda cantidades saludables de hierro altamente absorbible para ayudar a que tus entrenamientos aumenten tu energía.

Consejo de preparación: el redondo puede ser ligeramente duro y seco; pues bien, para ablandarlo y agregar humedad, intenta marinarlo durante una hora o más en una mezcla de aceite, salsa de soja y sal.

2- Filete Lateral con Punta de Solomillo (Relación Proteína a Grasa – 7:1)

También llamado «filete de nudillo», este es un corte de carne muy magro tomado de la parte superior de la cadera del animal. No se debe confundir con el solomillo superior. Además de las proteínas, puedes contar con este bistec como fuente de niacina, una vitamina B necesaria para convertir los alimentos que consumes en la energía que usas al hacer sentadillas o peso muerto.

Consejo de preparación: puedes convertirlo en un corte magro recortando la grasa visible antes de cocinarlo, sin embargo, dejar algo de la materia blanca puede infundir un gran sabor, así que considera perder la grasa después de ponerlo a la parrilla.



Cupón Descuento MASmusculo.com BLOG

3- Solomillo Superior (Relación Proteína a Grasa – 5:1)

Obtenido de la sección del lomo, este corte de filete ofrece buen sabor y carne moderadamente tierna a un precio económico. Así que obtienes lo mejor de ambos mundos: un gran sabor sin la arremetida de las calorías grasas; al igual que con otras carnes rojas, el solomillo superior es una fuente natural de creatina, el compuesto ultrapopular para todos los que entrenan duro.

Consejo de preparación: las carnes magras como el solomillo pueden volverse más resistentes que el cuero de los zapatos cuando se cocinan en exceso; lo mejor es cocinar el bistec a fuego alto sin pasar por el punto medio, aproximadamente 3 minutos por lado.

4- Redondo Inferior (Relación Proteína a Grasa – 4:1)

Similar al redondo superior, este filete se toma de la región de la grupa del animal; cada porción contiene hasta 20 gramos de proteína de primer nivel que tus músculos anhelan, junto con cantidades saludables de selenio, un potente antioxidante que puede ayudar en la recuperación de post-entrenamiento.

Consejo de preparación: ya que este corte no es elogiado por ser demasiado tierno, es un gran candidato para cocinar en estofado o a fuego lento en un poco de líquido durante un período de tiempo más largo para ayudar a ablandar la carne.

5- Filete de Falda (Relación Proteína a Grasa – 2,5:1)

Si estás buscando un bistec con un sabor rico y carnoso con poca grasa, no busques más que el filete de falda; este largo corte de carne se obtiene de los músculos del diafragma del animal.

Consejo de preparación: es mejor para la sartén o asado a fuego fuerte, siendo una excelente carne para las fajitas, sándwichs o salteados. El filete de falda cocido se debe cortar sobre algo duro para ayudar a romper sus fibras resistentes.

6- Cortes a Evitar

No tienes que eliminar completamente estos bistecs de tu dieta de entrenamiento, pero su elevado número de grasas debería hacer que sean más un derroche que un evento gastronómico regular.

  • Filete de Costilla: (Relación Proteína a Grasa – 1:1)
  • Filete T-Bone: (Relación Proteína a Grasa – 1,2:1)
  • Filete Porterhouse: (Relación Proteína a Grasa – 1,5:1)
¿Eres fanático de la carne roja?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *