• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30 y SAB 9:30 - 13:30

Saber compararnos con los demás

Saber compararnos con los demas

La necesidad de saber como compararse mutuamente es normal; se llama “competición o competencia” y si no existe, entonces no existiría el deporte en su conjunto, así como los trabajos lucrativos, las citas, las relaciones, o el propio estilo de vida como la conocemos. Ir en contra de otros para determinar quién es mejor en algo es una manera de saber como se comparan y ser juzgado en un escenario o un gimnasio es una forma de descubrir quien es mejor, mostrando el cuerpo, o al observar que se puede levantar o cuanto se puede levantar al momento de luchar con los hierros en contraste con los demás.

Pero las cosas no son tan fáciles, porque no hay que fingir que no estamos comparándonos con los demás todo el tiempo; en realidad siempre medimos nuestras fortalezas y debilidades al buscar en las revistas o los sitios webs los indicadores de peso, volumen de trabajo o intensidad en el press de banca o el peso muerto como una vara para medir las cosas a nivel personal. En realidad todos los seres humanos somos competitivos, lo que significa que no vamos a dejar de compararnos con los demás, pero hay varias maneras productivas de hacerlo al saber compararnos con los demás.

La mejor forma de compararos con los demás es mostrar vuestra mejor ropa de gimnasio




Las comparaciones saludables

Lo primero es no actuar como un bebé; es mejor respetar y reconocer el trabajo de otras personas sin destrozarnos a nosotros mismos. Si hay un levantador que es más fuerte, más hábil o es un modelo a seguir dentro del recinto o mediante los medios de opinión o de información, hacer una comparación no significa revolcarse en los celos.

Solo compararnos con las personas comparables; nunca veremos a ninguna organización que ponga de frente en un ring o un escenario a un peso paja contra un peso pesado. Lo que queremos decir es que no debemos compararnos con alguien que tiene mucho más músculos y una experiencia de años; mucho menos enfrentarnos al espejo y querer ser igual a una persona genéticamente robusta en solo algunas semanas, porque para saber compararnos con los demás necesitamos conocernos primero, reconociendo nuestra individualidad biológica.

No tomar en serio las comparaciones; ponerlo en perspectiva, entonces, ¿ si somos de las personas más fuerte en el gimnasio ? ¿ si estamos entre los que mejor figura tienen ?, bueno, alguien incluyso mejor llegará con el tiempo y no importa como nos comparamos a los demás, todo es relativo dentro del mundo del culturismo y fitness, e incluso entre los profesionales hay quienes opinan que incluso el Mr Fitness de una región puede tener un mejor físico que el mismo Mr Olympia y esto pasa porque los parámetros lo dictan las federaciones y no el raciocinio muchas veces.

Seguir a los mejores; si hay un atleta que está alrededor y entrena cada día en el mismo ambiente del gimnasio, mostrando su experiencia de muchos años en el deporte o mediante su comportamiento es el ídolo a seguir. No importa cuantos monstruos se noten de aquí para allá, los más experimentados son los que muestran mayor fortaleza y conocimiento sobre el entreno, y al saber compararnos con los demás, esta vez nos permitirá ir más allá de la zona de confort y por supuesto lograr esa famosa progresión, pues este tipo de comparación no nos pone tristes, sino nos muestra el camino para ver que todo es posible y eso es realmente motivador.

¿ Cuantas veces os habéis comparado con los demás esta semana ?

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad