Psiquiatría Nutricional; accediendo al intestino para abordar el cerebro

Publicado el 9 agosto, 2018 | Nutrición Deportiva, Salud

A medida que crece la evidencia de la existencia del eje del intestino-cerebro, la psiquiatría nutricional se ha convertido en un campo de investigación prometedor dentro de la comunidad fitness. Respaldada por estudios que buscaban establecer un vínculo entre la salud gastrointestinal y los trastornos neurológicos, la asociación parece estar avanzando, ya que los psiquiatras nutricionales se muestran inflexibles en que la vía del “cerebro-intestino” es la clave para controlar la ansiedad y la depresión.

Investigadores de la Universidad de Oxford, inicialmente observan que los enfoques nutricionales siempre deben integrarse con los tratamientos estándar, y complementarlos, en lugar de ser vistos como alternativos. Hay buena evidencia de que la provisión de algunos nutrientes esenciales a través de la dieta o los suplementos puede ayudar a prevenir o tratar muchas enfermedades mentales (y físicas).

Las investigaciones que investigan este vínculo no son pocas, con una reciente reseña, por ejemplo, que sugiere un beneficio de los ácidos grasos omega-3, así como de los probióticos y los prebióticos para mejorar la ansiedad, el estrés y los síntomas depresivos. Por otro lado existe mucha evidencia de que la administración de suplementos de L-teanina, beta-alanina y aacrina auyda a la gente a aumentar el enfoque mental, que es crítico para el entrenamiento.

La escala de perfil de nutrientes

Las expectativas son altas en la publicación titulada “Alimentos antidepresivos: un sistema de perfiles de nutrientes basado en la evidencia para la depresión”, que será publicada en el World Journal of Psychiatry el próximo mes se vincula fuertemente a la psiquiatría nutricional. La publicación, escrita por investigadores de renombre, describe una escala de perfil de nutrientes, que enumera los alimentos más ricos en nutrientes y que ayudan a “la prevención y el tratamiento de los trastornos depresivos”.

La investigación también identifica el folato (vitamina B9), hierro, ácidos grasos omega-3 de cadena larga, magnesio, selenio, tiamina (vitamina B1), vitamina A, vitamina B6, vitamina B12 y vitamina C, entre otros, como nutrientes clave para abordar la depresión y ansiedad Las estrategias complementarias se dan con el uso de probióticos y prebióticos como otro ejemplo de un enfoque de alimentos ricos en nutrientes.

Para estimular la mente, piensa en tus intestinos




Cupón Descuento MASmusculo.com BLOG

Los investigadores se sienten especialmente alentados por la capacidad de los alimentos fermentados para llegar al mecanismo subyacente de un trastorno. El aumento de la evidencia de la importancia del eje del intestino-cerebro indica que el uso de probióticos y/o prebióticos para mejorar algunas condiciones de salud mental es un área muy prometedora según los científicos. Pero aún se necesitan más estudios de investigación sobre psiquiatría nutricional en humanos y las diferencias individuales presentan desafíos serios para esto y oportunidades significativas para la personalización de las dietas.

Los obstáculos éticos y prácticos

Los especialistas señalan desafíos adicionales en cuanto a por qué los enfoques nutricionales a la psiquiatría no han sido ampliamente adoptados dentro de la política y práctica de salud general. Esto a pesar de la biblioteca de evidencia en muchas áreas que ayudaría a mejorar los resultados del paciente y la rentabilidad en general.

La aceptación de la corriente principal de las intervenciones con psiquiatría nutricional a nivel de las recomendaciones de salud pública depende en gran medida de la evidencia de ensayos clínicos aleatorizados y controlados, pero la provisión de este tipo de evidencia para las intervenciones nutricionales está seriamente limitada por muchas razones, aunque las cosas están cambiando.

La esencialidad de la nutrición (a diferencia de las intervenciones farmacéuticas u otras) crea muchos obstáculos éticos y prácticos; y, los efectos de la nutrición en la salud también son a largo plazo y sinérgicos; por estas razones, la aceptación en el nivel de la práctica clínica es lo primero, siendo un punto de controversia y disputa entre las dos áreas.

La actividad de la industria de nutrición

Especialistas del Food and Mood Center y de la Sociedad Internacional para la Investigación en Psiquiatría Nutricional son defensores del uso de estrategias alimentarias y nutricionales para abordar los problemas de salud mental. Se identifica el papel de la industria de la alimentación y la nutrición en el área, ya que la investigación identifica las dietas “occidentales” como más homogéneas en su composición a pesar que las dietas “saludables” en España, Noruega, Japón, Australia, China y el Reino Unido tienen en su núcleo una mayor ingesta de alimentos ricos en nutrientes y fuentes de proteínas de calidad, a pesar de la diferencia cultural alimentos específicos.

Los esfuerzos de la industria en la producción de alimentos con más ingredientes conscientes de la salud se han eclipsado en parte por el continuo aumento de la obesidad y las muertes relacionadas con la obesidad en las últimas décadas. Sin embargo, el cambio hacia un enfoque de alimentación saludable y un estilo de vida activo ha cobrado impulso a medida que las empresas de alimentos reconocen cada vez más el enorme potencial terapéutico inherente en el área, así como las posibilidades a largo plazo.

La salud mental es un área en la que las necesidades insatisfechas de los consumidores son enormes y crecientes, porque en términos de la falta relativa de diagnósticos y tratamientos efectivos, la psiquiatría actualmente está muy por detrás de muchas otras áreas de la medicina.  Desde nuestro punto de vista, la psiquiatría nutricional tiene un papel clave que cumplir para ayudar a satisfacer algunas de esas necesidades, pero también se necesita una mejor educación, información y capacitación sobre la importancia fundamental de la nutrición para la salud, tanto a nivel público como privado.

¿ Conoces a tu cuerpo realmente ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *