• Mi cuenta Crear una cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30

PROTEÍNA DE SUERO Y SACIEDAD I

En muchas ocasiones nos vemos capaces de seguir una dieta enfocada a la pérdida de peso de manera correcta sin sentir sensación de hambre y es en la hora de la cena dónde sentimos más deseo de comer. Esto se acentúa en aquellas personas que no siguen una dieta “estricta”, es decir, intentan cuidar la alimentación con o sin el objetivo de disminuir su grasa corporal, comiendo ad libitum (a placer) pero cuidando los alimentos que incluyen y sus porciones, y es también en la hora de la cena donde sienten perder un poco el control al costar más sentirse saciados.

Una opción en estos casos podría ser incluir en la merienda proteína de suero o más conocida como proteína whey.

Podemos hacer de la merienda una aliada si sustituimos las meriendas habituales de café con leche simplemente, snacks salados, barritas de cereales y similares, por otros más saludables, de menor contenido calórico y más nutritivos.

Los productos alimenticios como las barritas de proteína pueden ser una elección si estás fuera de casa y deseas algo muy saciantes, ya que mejoran la saciedad, suprimiendo el apetito y reduciendo la ingesta de alimentos posteriores, constituyen una opción mejor que los productos alimenticios habituales de energía similar.

Dos factores dietéticos, bien establecidos, que mejoran habitualmente el control del apetito, la saciedad, y/o reducen la ingesta diaria de alimentos, que son el consumo de alimentos de baja densidad energética y el aumento de proteínas en la dieta.

Estudios recientes han demostrado que el consumo de alimentos con menor densidad energética, producen la reducción del hambre posterior a la merienda, aumenta la plenitud y retrasa el deseo de volver a comer, en comparación con otros alimentos que eran de menor contenido en proteína y mayor en la densidad de energía.

El estudio que os traigo a continuación trata de evaluar si el consumo de alimentos con menor densidad energética y mayor contenido proteico usado en la merienda, en este caso yogur con adición de proteína suero, conduce a un mayor control del apetito, mantiene la saciedad, y ocasiona el retraso y la reducción de la ingesta de alimentos posterior comparación con otras meriendas de consumo habitual que presentan mayor densidad energética y elevado contenido en grasa.

En el estudio participaron veinte mujeres con edades comprendidas entre 20 y 30 años, con un índice de masa corporal entre 20 y 24,9 kg/m2. Todas las participantes habían realizado actividad física durante 3 meses antes de iniciar el estudio (caminar durante 60 minutos por la tarde).Los criterios de exclusión fueron: tabaquismo; medicación hipolipemiante; uso de esteroides y otros agentes que pueden influir en el metabolismo de lípidos; diabetes mellitus; hipo e hipertiroidismo; trastornos de la alimentación; recientes y rápidos cambios de peso (pérdida/ganancia); medicación que pueda alterar el apetito; y eventos cardiovasculares en los últimos 6 meses.

El estudio incorporó un diseño cruzado aleatorizado que comparó tres meriendas isocalóricas, comúnmente consumidos por la tarde: yogur, galletas y chocolate, que fueron adquiridos en el comercio. El yogur se seleccionó bajo grasa y sin azúcar, por tanto con baja densidad energética, y se le adicionaron 12 gramos de proteína de suero de leche (PSL); en tanto que las galletas y el chocolate presentaban ambos una mayor densidad energética (más energía en el mismo volumen), menor contenido en proteínas y elevada cantidad de grasas y azúcares simples (Tabla I).

A los participantes se les proporcionó una merienda para consumir durante 3 días consecutivos. El cuarto día, se les indicó que debían tomar un desayuno a las 8 am en casa, estandarizado en 300 kcal (proteína 18%, carbohidratos 61% y grasa 22%).

Una hora antes el almuerzo se les citó para iniciar el control durante las 8 horas siguientes, para lo cual se les ubico en una cómoda habitación donde no tenían ninguna referencia horaria y se inició con el consumo de 600 kcal de un almuerzo estandarizado (proteína 14%; 69% de carbohidratos; 30% de grasa). Se les proporcionó la merienda 3 horas después del almuerzo. Los participantes tenían 15 minutos para consumir la merienda y disponible 236 ml de agua. No se fijó una hora concreta de cena, sino que cada participante solicitó cuando estimó oportuno la misma. La cena fue ad libitum, es decir se instruyó para que consumieran alimento hasta sentirse ‘confortablemente lleno’, en un periodo de tiempo de 30 min desde el inicio de la misma. Dicha cena consistió en sándwiches de jamón y queso (398 kcal/unidad, 14% de pro-teína, 63% de carbohidratos, 22% de grasa) con 236 ml de agua. Independientemente del momento de la solicitud de la cena, se mantuvo a los participantes en el centro hasta que se completaron las 8-h de la prueba. Se proporcionó agua ad libitum durante todo el día. Cada merienda fue consumida en 3 días diferentes.

Fuente:

Reyna N.

La merienda con elevada proteína de lactosuero mejora el nivel de saciedad y disminuye el apetito en mujeres sanas. Nutr Hosp. 2015;32(4):1624-1628 ISSN 0212-1611.

En el próximo artículo os mostraré como se valoró la saciedad aportada por esta merienda y las conclusiones del estudio. Muy atentos a la tercera parte porque os propondré 5 meriendas que incluyen proteína de suero con sus ingredientes y valoración nutricional.

Un saludo!



Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad