Proteína con Grasas, un tema para debatir siempre

Publicado el 3 julio, 2019 | Nutrición Deportiva, Suplementos

Una forma de entender al cuerpo es consumiendo proteína con grasas en los momentos justos, ya sea para entrenar con pesas o hacer actividades de resistencia.

Es importante entender que la proteína y los carbohidratos compiten por la absorción; esta es la razón principal para tratar de consumir una única comida de carbohidratos o proteínas y evitar la mezcla de alimentos. Las grasas tienen poco que ver con competir por la absorción porque se usa (en su mayor parte) en forma de energía, se almacena como tejido adiposo (grasa), obstruye o ayuda las arterias o se usa en la producción de hormonas, mientras la proteína representan a los músculos, pues ellos están conformados de proteína en su mayor parte.

Básicamente nunca se recomienda añadir grasas a una dieta, pero hay ocasiones en los deportes como dentro del culturismo en que la proteína con grasas sirve para un beneficio específico. Digamos que quieres ir al gimnasio y tienes que comer para tener un gran rendimiento, pero odias entrenar con el estómago lleno, además, no odias más que la sensación de estar hambriento; la solución convencional es comer antes de entrenar (1,5 horas antes), pero también podrías añadir grasas a propósito… obviamente el tipo correcto de grasas y la que puede ser beneficiosa para la actividad física o el deporte en particular.

  • Los científicos y la comunidad médica que no conoce del tema se pasa criticando al consumo de proteína con grasas, pero creer esto podría ser erróneo, pues son ignorantes de lo que se trata la nutrición deportiva y en ciertos casos de cómo funciona el metabolismo humano.

El consumo de alrededor de 40-50 gramos de proteína, como mínimo, es una cantidad digestible recomendada en general para los que entrenan duro buscando esa masa muscular descomunal, pero si el hambre aparece en tu dieta, deberías pensar consumir proteína con grasas y muy poco o nada de carbohidratos. Esta comida extra no te hará «gordo» y solo puede beneficiar a la persona que hace la dieta… la antigua forma de hacer dieta era pasar hambre durante horas, limitando a 3-4 comidas al día, siendo contraproducente para el metabolismo de una persona que entrena duro, ya que esto lleva a los antojos, además de pérdida de músculos junto con la grasa corporal.

La nueva forma de hacer dieta incluido el consumo de proteína con grasas que fue acompañada de nueva investigación, produjo atletas mejor acondicionados que fueron capaces de mantener mucha más masa muscular. Solo quieres perder grasa, (no músculos), así que «comes» proteína con grasas, que en cierto sentido tiene una lógica; además el consumo de proteína suele ser mayor en relación a los demás macronutrientes y si pasa esto no escuchamos nunca que los atletas engordan por consumir más proteína o por tener un atracón de proteína.

¿Cómo trabajan la proteína con grasas?

En una palabra, la grasa dietética es esencial; a pesar de lo que los medios puedan decirte, el consumo de proteína con grasas es la base de un físico monumental, no importa quién seas. La nutrición es como un taburete de tres patas; cada pata representa uno de los macronutrientes básicos: proteínas, carbohidratos y grasas. Si tu dieta es deficiente en cualquiera de estos, esa «pata» será demasiado corta y el taburete se caerá, sin embargo, consumir cantidades suficientes de cada uno asegurará que tu dieta sea equilibrada y te sentará bastante bien. Pero, ¿por qué es importante la grasa?… recapitulando estamos…

La grasa es densa en calorías; con nueve calorías por gramo, la grasa es una fuente de energía más concentrada que las proteínas y los carbohidratos. Para ganar masa, como muchos culturistas intentan consumir cantidades racionales de proteínas con grasas buenas para estar en un excedente de calorías.

Debido a que la grasa de la dieta proporciona tantas calorías en un volumen tan pequeño de alimentos, es un salvavidas para obtener suficientes calorías para el final del día.

Además, la grasa se utiliza en muchos lugares en todo el cuerpo, así como la proteína se usa para la síntesis proteica, desde el desarrollo de los tejidos, la recuperación y su regeneración. Las células son los componentes básicos del cuerpo humano, pero ¿sabías que las membranas celulares están compuestas de grasa?, pues bien, sin el funcionamiento adecuado de las membranas celulares, no habría manera de regular qué sustancias podrían o no podrían ingresar a las células, un problema definitivo.

El consumo de proteína con grasas también sirve para ayudar a tu cuerpo a mantener una temperatura saludable y te mantiene caliente, además como complemento al consumo de proteína que es importante para ti, la grasa también te proporciona amortiguación, protegiendo los órganos vitales de cualquier daño que pueda producirse.



Cupón Descuento MASmusculo.com BLOG

¿Porqué consumir proteína con grasas?

Nadie es «anti» carbohidratos, pues los atletas definitivamente necesitan cantidades sustanciales de carbohidratos para mayor funcionalidad, rendimiento e hipertrofia (¡crecimiento!); el tema de debate es el tiempo y las cantidades. Parece que muchas personas siguen ciegamente planes de nutrición escritos por nutricionistas autoproclamados que obtienen su credibilidad por el hecho de que han competido una vez antes y pudieron ponerse en buena forma ellos mismos, o tal vez hayan tenido cierto éxito en la preparación de otros atletas.

Eso es genial, pero conocer la lógica del desarrollo del programa básico y la función de los nutrientes debe considerarse esencial para todos y cada uno de los aspirantes a aficionados por el acondicionamiento físico o el culturismo. Lo primero a tener en cuenta son los macronutrientes  como proteína con grasas, además de los carbohidratos, tanto en proporciones como cuando consumirlos.

 ¿La proteína con grasas en la actividad deportiva?

Cuando hablamos de la proteína con grasas, nos enfocamos en cómo funcionan o para qué sirven las grasas en dos tipos de actividades: la actividad de resistencia aeróbica (deportes de resistencia) y la actividad de resistencia anaeróbica (pesas).

Raúl Carrasco nos habla de cómo incluir las grasas en la dieta…

Analizamos cómo la grasa puede ser mejor que los carbohidratos

¿Qué suplementos hay de proteína con grasas?

Si bien no hay suplementos deportivos que incluyan al mismo tiempo proteína con grasas, con algunas excepciones tecnológicamente avanzadas, la idea de tomar algunas grasas de forma aislada para complementar a la proteína es esencial para el atleta. Parte de la ficción sobre las grasas se debe al hecho de que existen varios tipos diferentes de ellas; a diferencia de los «carbohidratos buenos» y los «carbohidratos malos», los tipos de grasas se han dividido en dos categorías: “grasas buenas y grasas malas”… entonces, ¿qué tipo debes comer?

  • Omega-3 es un número mágico: Recientemente se han creado muchos rumores sobre los ácidos grasos omega-3, y no es difícil ver por qué. Los Omega-3 contienen DHA y EPA, que reducen el colesterol malo y disminuyen la presión arterial, y en cierto sentido podemos disfrutar de alguna proteína con grasas de este tipo en fórmulas ultra-eficientes.
  • Grasas monoinsaturadas: Otra de las buenas fuentes de grasa son las grasas monoinsaturadas. Éstas generalmente se consideran los mejores, ya que no tienen muchos efectos adversos asociados con ellos. Además, las grasas monoinsaturadas se han relacionado con reducción de colesterol, protección del corazón y piel saludable.
  • Grasas poliinsaturadas: Al igual que los monos, las grasas poliinsaturadas se asocian con el aumento del colesterol benéfico (HDL) y el colesterol dañino (LDL). Estas grasas generalmente son líquidas a temperatura ambiente y en el refrigerador, y las buenas fuentes incluyen los aceites de maíz, girasol y soya; en cierto sentido combinar alimentos ricos en proteína con grasas poliinsaturada es algo que muchos hacemos, incluso tu, ¿ verdad ?.
  • Grasas saturadas: Si bien las grasas saturadas han sido demonizadas por la comunidad de la salud, estas grasas tienen ventajas, muchas de ellas de particular interés para los culturistas. Principalmente, las grasas saturadas ayudan en la incorporación de calcio en el sistema esquelético, lo que ayuda a tener huesos fuertes, además de construir fortaleza, mejorar el sistema inmunológico y mantener la forma… las grasas saturadas muchas veces presentes en alimentos tradicionales de los culturistas, contienen proteína con grasas que ayudan en la utilización de ácidos grasos esenciales y protegen el hígado de toxinas como el alcohol. Pero, quizás lo más importante es que la grasa saturada se ha relacionado con la producción de testosterona, y no tengo que decirle lo importante que es para el crecimiento.

¿Cuando tomar proteína con grasas?

Hay expertos que dicen que cualquier momento es un buen momento para combinar proteína con grasas, es un complemento ideal para proveer a las comidas de sabor, además reducir los índices glucémicos, mantener los niveles de glucosa bajo control e impidiendo el aumento de la insulina y la fatiga subsiguiente; las grasas también te mantienen lleno y son ideales para el desayuno y entre las comidas, incluso en el pre-entrenamiento, no así en el post-entrenamiento inmediato, pues la idea es dejar que la inflamación se dé por un tiempo para construir músculos y tomar grasas buenas puede interponerse en ese objetivo prioritario.

¿ Qué tipo de grasas añades a tus comidas proteicas ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *