• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30 y SAB 9:30 - 13:30

Orígenes e historia de la nutrición deportiva

Origenes e historia de la nutricion deportiva

En los Juegos Olímpicos de 1904, celebrados en St. Louis, Thomas Hicks ganó la medalla de oro en el maratón; la carrera se corrió en temperaturas cercanas a 32 °C y solo había dos lugares a lo largo de la ruta para tomar agua. En la marca de los 30 kilómetros , pidió agua, pero recibió una esponja húmeda para chupar y la famosa clara de un huevo; unos kilómetros más adelante, al borde del colapso, recibió dos huevos, un sorbo de brandy, y una pequeña dosis de estricnina (se pensó erróneamente que era como un estimulante y utilizada más tarde como un veneno para ratas).

Durante los últimos 2 kilómetros que incluyeron dos colinas, se le dio otros dos huevos y dos copitas más del aguardiente, supuestamente uno para cada colina. Al terminar la carrera, no pudo recibir su medalla porque estaba en problemas médicos; esto fue causal de la apertura de los paradigmas en un minúsculo círculo científico alrededor del olimpismo. La nutrición del ejercicio es la aplicación de los principios de nutrición con el fin de mejorar el entreno, la recuperación y el rendimiento, siendo una denominación lógica para esta disciplina, ya que también refleja la estrecha relación entre los campos académicos de la fisiología del ejercicio y la nutrición.

No obstante, este campo de la ciencia está mucho más relacionada a lo que se denomina nutrición deportiva; los deportes son actividades físicas competitivas y aunque el término se está ampliando para incluir otras competiciones (curiosamente, los torneos de póker están siendo tratados en la sección de deportes de varios medios). Aunque la nutrición ejercicio es quizás un término más atinado, la nutrición deportiva es probable que se mantenga por su característica comercial y decisioria en los colectivos, tomándose como deporte a casi todo lo que incurre a una competición, vinculándose todo con los orígenes e historia de la nutrición deportiva.

Durante la historia, incluso en la antigua Grecia, los atletas eran advertidos sobre qué comer, pero el campo académico que ahora se conoce como nutrición deportiva comenzó en los laboratorios de fisiología del ejercicio. Los historiadores consideran que los primeros estudios sobre nutrición deportiva se relacionaban con el metabolismo de carbohidratos y grasas realizado en Suecia a finales de 1930. A finales de la década de 1960 los científicos escandinavos comenzaron a estudiar el almacenamiento de glucógeno muscular, el uso y la resíntesis asociada con el ejercicio prolongado.

La tecnología dentro de los orígenes e historia de la nutrición deportiva también ha sido desarrollada para ayudar a los científicos a medir respuestas de los tejidos humanos al ejercicio; así, en 1965 nació algo más en el laboratorio. En la Universidad de Florida, un equipo de investigadores dirigido por el Dr. Robert Cade desarrolló una bebida científicamente formulado para el equipo de fútbol de la escuela, la que su nombre y el de la mascota de la escuela, Gatorade.

En 1970, los fisiólogos del ejercicio en todo el mundo, pero particularmente en los Estados Unidos, comenzó a desarrollar laboratorios de fisiología del ejercicio en las universidades, empezando a estudiar a los atletas entrenados. Los corredores de fondo y ciclistas fueron estudiados con mayor frecuencia debido a que estos atletas estaban en peligro de agotar sus reservas de glucógeno y estos deportes se podían simular fácilmente en el laboratorio con el uso de máquinas y bicicletas estacionarias.

Por otro lado, las instalaciones de investigación en los centros de entrenamiento de los astronautas militares también se han desarrollado debido a que estos individuos necesitan estar en óptimas condiciones físicas, pero gran parte de la investigación publicada iniciales se centraron en el uso de carbohidratos. Al hablar de las proteínas, podemos decir que era mucho más difícil emular su comportamiento en el organismo, porque se encuentra en tantos lugares diferentes en el cuerpo.

Los culturistas estaban particularmente interesados en saber más acerca de cómo obtener la máxima cantidad de proteínas y la mayor tasa de síntesis de proteínas en los músculos esqueléticos, pero había poca investigación para responder a sus preguntas. Algunos científicos se preguntaban en el siglo 20 si el culturismo era un deporte, porque muchos lo consideran como un espectáculo secundario en comparación con otras competiciones atléticas, siendo un punto visagra en los orígenes e historia de la nutrición deportiva.

Por estas y otras razones, los culturistas comenzaron a aprender acerca de la nutrición a través de la experimentación personal y ensayo y error. Aunque hay más investigación sobre las proteínas de hoy en día, muchas de las cuestiones fundamentales acerca de la cantidad y el momento de la ingesta de proteínas se mantienen dentro de un paradigma, debido a la dificultad de estudiar estos temas; aunque existen conclusiones científicas, la cantidad óptima de ingesta de proteínas para los atletas sigue siendo un tema controversial.

Como es el caso con muchas investigaciones de laboratorio, el conocimiento conduce a la aplicación; esto dio lugar a una mayor colaboración entre los fisiólogos del ejercicio y nutricionistas, sobre todo a partir de la década de 1980. Por ejemplo, los fisiólogos del ejercicio fueron descubriendo que los atletas de resistencia, como los corredores de maratón y ciclistas de larga distancia, se beneficiaban al consumir aproximadamente 8 gramos de carbohidratos por kg de peso corporal al día.

Pero la cuestión de que alimentos y bebidas requerían los atletas para obtener esta cantidad de carbohidratos quedó en el tintero, pues la dieta alta en carbohidratos combinada con la dieta baja en carbohidratos, en contraste con otras necesidades nutricionales para mantener el metabolismo y la buena salud empezó a ser muy cuestionable. Se necesitaba la experiencia de los especialistas en nutrición para la traducción de la información científica desde los orígenes e historia de la nutrición deportiva en aplicaciones prácticas.

La década de 1980 marcó el surgimiento de la nutrición deportiva; teniendo en cuenta su importancia en el apoyo de un excelente rendimiento deportivo, la nutrición deportiva como una disciplina especializada se desarrolló relativamente tarde. Inicialmente, la mayor parte de la atención se centró en los atletas de resistencia, mientras en paralelo la investigación de la fisiología del ejercicio se llevaba a cabo en varios planos como los entrenos de fuerza o de potencia, específicamente en los países del este del continente europeo.

De hecho, la recomendación empezaba a dilucidarse; los atletas de resistencia a menudo se centrarían principalmente en la ingesta de carbohidratos y los atletas de fuerza se centrarían principalmente en la ingesta de proteínas.

Durante este tiempo tremendos avances se están iban realizando en el entrenamiento de los atletas; en los años 90 y entrado el siglo 21, la nutrición deportiva se estaba convirtiendo en una parte integral de los programas de acondicionamiento y entreno de fuerza o fitness. Muchos atletas de fuerza predominantemente comenzaban a incorporar más actividades aeróbicas en su formación, tomando mayor cuidado en la ingesta de carbohidratos y los atletas de resistencia comenzaron a entrenar más duro y por más tiempo que en el pasado, siendo más reflexivos sobre el uso de las proteínas.

La nutrición fue ampliamente reconocida después de diez años de iniciar este siglo, como una forma de apoyar la formación y acelerar la recuperación. Se hizo evidente así, que la intensidad y la duración del entreno eran los principales factores que influían en las necesidades nutricionales de los atletas.

Fuente


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad