• Mi cuenta Crear una cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30

Mucha atención a nuestro desayuno de cada día

Mucha atencion a nuestro desayuno de cada dia

Algunas de las discusiones que pusimos en consideración anteriormente era si el desayuno era la comida principal del día; es obvio que puede ser primordial para mantener la energía y el metabolismo, pero no es la comida principal en absoluto, porque cuando el cuerpo se despierta, está aún en una fase intensa de eliminación de toxinas y residuos causados por la digestión de la comida por la noche.

Durante la mañana, cuando la digestión se completó finalmente y luego se “seca”, se dispara un mecanismo de supervivencia llamado “lucha y huida” que consiste en maximizar la capacidad del cuerpo para generar energía, estar alerta, así como resistir el estrés y a la fatiga. Este modo de supervivencia se controla principalmente por una parte del sistema nervioso autónomo, también conocido como el sistema nervioso simpático SNS, por tanto hay que prestar mucha atención a nuestro desayuno de cada día.

Cuando el SNS está activo, el cuerpo está en una fase más intensa de producción de energía y esto sucede cuando la mayor parte de la energía producida proviene de la quema de grasas. Esto solo ocurre cuando no se toma un desayuno típico, pues todos estamos aconstumbrados a comer bocadillos, leche, galletas y cereales, que simplemente destruyen este sistema energético, que desencadena que las cosas vayan a lado opuesto, en donde el cuerpo es controlado por el sistema nervioso parasimpático o PSNS.

Si durante el día sucede se tiene la sensación de hinchazón, pesadez, adormecimiento, lentitud, entre otras deficiencias que son sensibles, se debe culpar al control del PSNS, porque implica una menor resistencia a la fatiga y al estrés. En este escenario, el cuerpo tiende a almacenar energía en lugar de producirla y preservar la grasa en lugar de quemarla; en estas condiciones se inhibe la acción desintoxicante y el estrés metabólico aumenta inevitablemente, resultando en la acumulación de toxinas en el hígado, el cual se dispone a almacenar todo en el tejido graso.

Para desayunar, seleccionad ingredientes de cocina sana

 

El desayuno (negativo) durante el día

La comida de la mañana tiene efectos negativos durante el día, manifestándose en forma de pérdidas de energía, haciendo que durante el trabajo o el estudio, el cuerpo se vea obligado a “compensar” con algún snack, azúcar, café o algún refresco esa necesidad que aparece como un antojo.

El hecho de comer en momentos equivocados dificulta la capacidad del cuerpo para estar en sintonía con el circadiano porque el cuerpo no está acostumbrado a este tipo de interrupción; lo que deseamos hacer observar es que la organización fisiológica está programada de tal manera como para reconciliar las dos partes, el SNS y el PSNS.

El SNS regula el estado de alerta y las actividades diarias, mientras que el PSNS actúa en la noche intermedia para producir relajación, la digestión y el sueño. Si se interrumpe este ciclo, las funciones se desequilibran y esto conduce a somnolencia diurna, agitación y otras perturbaciones durante la noche. Por esta importante razón el desayuno tiene que ser calibrado con precisión a fin de no suprimir el SNS y aprovechar la etapa altamente energética, debiéndose poner mucha atención a nuestro desayuno de cada día.

Para promover la actividad del SNS es interesante añadir ingredientes sanos, como frutas, avena y yogures, un desayuno proteico bajo en grasas, o algunas tartas o tortillas preparadas con algunos suplementos que conocemos.

Entrenando por las mañanas

Al entrenar temprano se debe transformar el desayuno en una comida a base de recuperación, con pequeñas cantidades de alimentos ricos en proteínas. Aquí es esencial un pico de insulina para completar eficientemente la acción anabólica de la hormona de crecimiento similar a la insulina.

Pero después, de esta primera comida de recuperación, se debe mantener el cuerpo en un estado de “desnutrición” por así decirlo, reduciendo al mínimo el consumo de carbohidratos en los siguientes snacks mañaneros previos al almuerzo que deben ir de 2 a 3 horas, lo que favorece a impulsar al SNS y facilitando la síntesis proteica y, por consecuencia el anabolismo muscular.

La mucha atención a nuestro desayuno de cada día al entrenar temprano hace del mismo la comida más importante del día, pero las comidas de la recuperación posteriores hacen un papel secundario que lo pueden emular, tanto por su importancia y las incidencias anabólicas sobre el cuerpo.

¿ Que consumid por lo general en vuestro desayuno ?

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad