METABOLISMO ENERGETICO: PARTE II

Publicado el 6 Febrero, 2017 | Entrenamiento

¡Buenas a todos! En este nuevo artículo, vamos a hablar sobre el metabolismo energético utilizado en deportes de baja intensidad, es decir, en actividades aeróbicas.

Antes de seguir leyendo, os recomiendo leer la primera parte de este artículo en el que hablé en que consiste el metabolismo energético y donde explico el funcionamiento de este en deportes de alta intensidad en la que se usa la vía anaeróbica: https://www.masmusculo.com/blog/metabolismo-energetico-parte-i/

VÍA AERÓBICA

Inicialmente, tenemos el ácido pirúvico (una de las piezas claves en la glucolisis, es decir, en la degradación del glucógeno muscular en glucosa) que es degradado en condiciones aeróbicas convirtiéndose en acetilcoencima (acetil CoA).

Esta acetilcoencima es usada como combustible por las mitocondrias ya que estas, están especializadas en la producción de energía por esta vía. Esta conversión para producir energía se consigue mediante ciertas reacciones como es el ciclo de Krebs. Este proceso, es más lento y costosos en comparación con la vía anaeróbica.

Los lípidos (las grasas), también siguen esta vía en la cual mediante la descomposición de triglicéridos almacenados en el tejido adiposo o muscular consiguiéndose tres ácidos grasos libres y una molécula de glicerol (este procedimiento es conocido como lipolisis). Estos ácidos grasos se romperán para formar acetil CoA mediante un proceso largo que requiere la liberación de las hormonas adrenalina y noradrenalina.

Durante todo el proceso, también se obtienen residuos del metabolismo (en este caso, las moléculas deshidrogenasas) que pasan a ser reciclados.

Uno de los inconvenientes de esta vía es que alrededor del 60% de la energía producida, se pierde mediante el calor.

CONCLUSIÓN

Para deportes de menor intensidad, la vía utilizada para la obtención de energía es la aeróbica donde la energía es obtenida de la glucosa/glucógeno o grasa almacenada. Es un procedimiento más lento que el de la vía anaeróbica pero se consigue mayor producción de energía gracias a las mayores reservas energéticas.

Hasta aquí el artículo de hoy. Espero que os haya gustado y os sea de ayuda. Si tenéis cualquier duda, dejadla en los comentarios y os responderé encantado. ¡Un abrazo!

REFERENCIAS:

  • Fundamentos de la fisiología de la actividad física y del deporte. Editorial Panamericana. Autor Alex Merí Vived. Edición 2005.

Oriol Balart
Oriol Balart
Especialista en planes de entrenamiento y nutricionales personalizados. Mi pasión es la salud y el todo lo que conlleva el mundo fitness.

Si te gustan mis artículos: deltaperformanceblog.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *