Maximiza la hipertrofia: tensión mecánica (Parte I)

Publicado el 13 Marzo, 2017 | Entrenamiento

 

¡Buenas a todos! Si existe un tema que interesa a la inmensa mayoría de usuarios del gimnasio, es el de conseguir la máxima hipertrofia muscular posible (ganancia muscular). Es por esto, que he decidido escribir esta serie de artículos.

TENSIÓN MECANICA

Nuestra masa muscular responde fuertemente cuando la involucramos en ejercicios con carga altas (pesas). Concretamente, este es este el principal factor a tener en cuenta cuando nuestro objetivo es la ganancia muscular.

Al mover cargas pesadas, estimulamos una vía de crecimiento conocida como mTOR y la síntesis de un ácido muy concreto, el ácido fosfatídico. Además, se ha observado que la máxima tensión mecánica se consigue cuando realizamos acciones excéntricas.

Todas estas señales, son recibidas por nuestros mecanoreceptores que las traducen en señales químicas en las miofibras musculares. Esta serie de efectos bioquímicos, produce un aumento favorable de la síntesis proteica respecto la degradación proteica.

Con todo esto, no quiero decir que sea la única opción cuando buscamos la máxima hipertrofia pero creo que entrenar ciertos ejercicios o fases del entrenamiento a rangos de fuerza, puede ser una herramienta muy eficiente para conseguir la máxima hipertrofia aunque también se puede conseguir una alta tensión mecánica a altas repeticiones si la intensidad del entrenamiento es elevada.

DAÑO MUSCULAR

Cuando uno no está acostumbrado a entrenar intensamente, este puede causar lo que se conoce popularmente como agujetas (DOMS). La intensidad de estas dependerán de varios factores como son el tipo de ejercicio realizado, intensidad o durada.

Por ejemplo, una de las acciones con mayor efecto en la producción de agujetas es la realización de acciones excéntricas.

Al tener agujetas, nuestra capacidad de producir fuerza disminuyen y aumenta nuestra sensación de cansancio. La mejor forma de reducirlas es realizar el mismo ejercicio de forma consistente y repetitiva. Además, al realizar esto, conseguiremos una mayor eficiencia en nuestro tejido cognitivo, mayor sincronización, mejor distribución de la carga a mover…

Por todo esto, tener agujetas no es un síntoma de haber realizado un entreno correctamente, sino que normalmente suele indicar que realizamos un entrenamiento excesivo por nuestro nivel de entrenamiento. Lo ideal, es conseguir el suficiente daño muscular sin perjudicar nuestra recuperación y rendimiento en futuras sesiones de entrenamiento si buscamos la máxima hipertrofia.

CONCLUSIÓN

Encontramos tres factores involucrados, principalmente, cuando hablamos de maximizar la ganancia muscular siendo estos la tensión muscular, estrés metabólico y daño muscular siendo el más importante, la tensión mecánica.

En el próximo artículo, hablaremos sobre el papel que tiene estrés metabólico cuando tenemos el objetivo de ganar masa muscular.

Hasta aquí el artículo de hoy. Espero que os haya gustado y os sea de ayuda. Si tenéis cualquier duda, dejadla en los comentarios y os responderé encantado. ¡Un abrazo!

REFERENCIAS:

  • Science and development of muscle hypertrophy. Brad Schoenfeld. Editorial Human Kinetics. Edición 2016.
Oriol Balart
Oriol Balart
Especialista en planes de entrenamiento y nutricionales personalizados. Mi pasión es la salud y el todo lo que conlleva el mundo fitness.

Si te gustan mis artículos: deltaperformanceblog.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *