Los niveles de testosterona determinan lo que compras

Publicado el 15 abril, 2019 | Salud

La ciencia determina el papel que juega la testosterona en tus compras, tu estatus social y la cantidad de acción que obtienes

Los antropólogos nos dirán que en las primeras sociedades humanas, las habilidades como la caza y la agresión física eran claves para la clasificación social; esto fue importante porque, en términos científicos, un alto rango social les permitió acceder a grandes cantidades de apareamiento. Las cosas no han cambiado mucho porque las propias chicas reconocen la importancia de las «buenas habilidades» para mejorar las oportunidades con un hombre… en fin, las chicas solo quieren novios que tengan grandes habilidades, ya sea deportivas o laborales… todos entienden !!!

Muchos de nosotros podemos tener una comprensión errónea de qué habilidades son deseables, pero al menos deberíamos entender el punto básico. Por supuesto, las habilidades son solo un camino hacia el estado, y el estado generalmente es intercambiable con el dinero, lo que también es muy atractivo para las mujeres.

Gran parte de esta búsqueda de habilidades, estado y/o dinero a menudo parece estar determinada por los niveles de testosterona; los hombres que tienen más de eso de manera consciente e inconsciente buscan estatus (probablemente como un medio para mejorar las oportunidades de apareamiento). Al menos eso es lo que pensamos, pero un grupo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania intentó ver si podían probarlo.

La testosterona, el factor clave en la vida del hombre

Estos investigadores reunieron a 234 hombres con edades de 18 y 55 años; a la mitad de los hombres se les pidió que se frotaran con un gel de testosterona y a la otra mitad que se frotaran con un gel inerte. Cuatro horas después, se les pidió que leyeran tres versiones del texto del anuncio para cada uno de los 6 productos diferentes, entre ellos algunos relojes de lujo; en una versión del texto del anuncio, el énfasis estaba en la calidad; en otro, el poder; y en el tercero, el estado.

Por ejemplo, la copia del anuncio que enfatizaba el aspecto de la calidad de uno de relojes decía lo siguiente: «La robustez extrema, la alta precisión, la tecnología y la comodidad son parte del ADN de este reloj; nuestros relojes de máxima calidad han sido un símbolo de confiabilidad en las situaciones más exigentes y un punto de referencia para la innovación, combinando maquinaria suiza de vanguardia, además de las estrictas pruebas de control de calidad durante siglos».

Si eres un ganador, no puedes dejar de tener tu propio gimnasio




Cupón Descuento MASmusculo.com BLOG

En contraposición, el texto del anuncio que enfatizaba el aspecto del estado de ser dueño de un reloj de la misma marca decía lo siguiente: «El prestigio, el espíritu artesanal, el lujo y la atención son parte del ADN de este reloj. Nuestros relojes de fama mundial han sido un símbolo de una forma de vida y un punto de referencia para el estilo moderno, combinando un diseño italiano sofisticado y una reputación atemporal durante siglos».

Al comparar las cosas se les pidió a los hombres que indicaran qué descripción les hacía querer poseer más el producto descubriéndose algo curioso pero sorprendente. Los hombres con niveles bajos de testosterona indicaron una preferencia significativamente mayor por la copia que enfatizaba el estado, mientras los hombres que tenían niveles normales o altos de la hormona se inclinaron hacia el texto del anuncio que enfatizaba  la calidad o el poder (cosas que podría hacer con el producto).

Lo que esto significa, según los autores; descubrieron que la administración de testosterona aumenta la preferencia de los hombres por marcas de estatus con una calidad percibida similar pero un estatus percibido más bajo. Además, la testosterona aumenta las actitudes positivas hacia los bienes posicionales cuando se los describe como mejoradores del estatus; parece complejo, pero es probable que estos resultados contribuyan en gran medida a explicar por qué normalmente no se ve a gente que se parece a un culturista profesional conduciendo coches compactos.

Los que se sienten ganadores dentro del gimnasio o fuera de él, deslumbran desde la ropa hasta los accesorios que llevan incluidos los lentes, relojes o algunas posesiones personales, además generalmente lucen su imagen corporal en todos los sentidos. Para los coautores del estudio al hacer un análisis sobre esto indican que … «en nuestros parientes animales más cercanos, los machos gastan mucho tiempo y energía luchando para establecer el dominio y nosotros también lo hacemos, pero nuestras armas son lo que usamos, manejamos y vivimos en lugar de garras, puños y músculos».

Tiene sentido que los hombres con testosterona alta busquen un estado, pero puede haber una capa psicológica adicional cuando se trata de los que tienen un nivel muy alto de testosterona; pueden sentir una sensación de frustración, una especie de impotencia psíquica, en el sentido de que tienen los músculos para «establecer el dominio», pero las normas culturales no lo permiten. En su lugar, tal vez estén incluso más obligados a seleccionar coches grandes y llamativos, lucir relojes deslumbrantes y vivir en casas que parecen más fortalezas que hogares normales.

¿Controlas tus emociones al comprar tus cosas?



Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *