Los azúcares simples, glucosa, lactosa y sacarosa

Publicado el 31 agosto, 2017 | Sin categoría

Los azúcares simples, glucosa, lactosa y sacarosa: Lo que es similar en estas tres moléculas es que todas ellas son azúcares simples y por lo tanto cobran una gran importancia cuando es necesario obtener energía celular de forma rápida. En este artículo te explicamos qué son, cómo actúan y por qué son necesarios.

Los azúcares simples en la  nutrición deportiva

Sabemos que los hidratos de carbono  son el macronutriente más importante cuando hablamos de obtener energía, siendo una pieza clave en la dieta de cualquier persona, pero que merece aún una mayor importancia si hablamos de la alimentación para deportistas .

Independientemente del entrenamiento que realicemos los carbohidratos son imprescindibles para la obtención de ATP o energía celular, si no ingerimos la suficiente cantidad de los mismos, el cuerpo puede poner en marcha otras vías para la obtención de ATP, sin embargo, dejan más residuos tóxicos para el organismo y el abuso de las mismas puede acabar en un proceso de catabolismo muscular.

Ingerir carbohidratos siempre causa la absorción de la misma sustancia en nuestro organismo, la glucosa, siendo esta molécula la principal fuente de energía para todos nuestros tejidos. No obstante, si consumimos un carbohidrato de absorción lenta (por ejemplo pan integral), la obtención de glucosa va a ser más sostenida, y esto no nos sirve si necesitamos reponer energía de forma muy rápida.

Para una reposición rápida de energía necesitamos tomar azúcares simples, siendo los más habituales la glucosa, lactosa y sacarosa.

La glucosa, la lactosa y la sacarosa

Si bien cada una de estas sustancias es diferente y como podrás observar se obtiene también de distinta forma, lo cierto es que las tres cumplen una función muy similar en nuestro organismo, son azúcares simples y por lo tanto aportan energía de forma muy rápida.

  • Glucosa: La glucosa es un azúcar simple o monosacárido y debemos recordar que está presente en cualquier carbohidrato, pero si el mismo es de absorción lenta, nuestro organismo tardará bastante más en absorber esta sustancia. Está presente en todos aquellos alimentos que contienen azúcares pero la podremos obtener de forma rápida en aquellos alimentos más dulces, sabor que ya nos indica que su glucosa puede liberarse rápidamente al torrente sanguíneo.
  • Lactosa: La lactosa se conoce también como el azúcar natural de la leche y se trata de una molécula algo más compleja que la de glucosa, ya que combina la glucosa con la galactosa. Se trata de una de las fuentes más digeribles de glucosa, por eso no es de extrañar que la lactosa sea el principal carbohidrato de los recién nacidos. Como hemos mencionado la encontramos en la leche y los derivados lácteos, por lo tanto no es un azúcar de preferencia para aquellas personas que sufran intolerancia a la lactosa.
  • Sacarosa: La sacarosa es lo que comúnmente conocemos como azúcar blanca o azúcar de mesa, tratándose de una sustancia compuesta por moléculas de glucosa y fructosa (el azúcar naturalmente presente en la fruta). Es la sustancia más utilizada para endulzar alimentos, pero no es la más saludable, siendo preferible obtener los azúcares simples de alimentos como la miel o los jugos de frutas naturales.

La glucosa, lactosa y sacarosa son azúcares simples que debemos conocer y consumir para poderle aportar la suficiente energía a nuestro organismo, siempre en el contexto de una dieta que contemple todos los grupos de nutrientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *