• Mi cuenta Crear una cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30

Las grasas, el colesterol y los niveles hormonales

Las grasas, el colesterol y los niveles hormonales

La testosterona es una de las más efectivas herramientas para conseguir músculos, es decir más testosterona, más músculos. Lo que algunas personas no se han dado cuenta, es que varios estudios han indicado hasta cierto punto, como las grasas saturadas y monosaturadas aumentan en la dieta, como también lo hacen los niveles de testosterona en el cuerpo. Esto da lugar que el 30% a 35% de las calorías diarias pueden ser derivadas de las grasas, pero por encima de todo, no tendrán ningún efecto adicional añadir estas cantidades; tampoco el nivel de testosterona natural será probablemente tan alto como podría pensarse.

Además se ha demostrado que al conseguir llegar a un 30% a 35% de las calorías diarias de grasas, se reduce significativamente los niveles de cortisol, y como se mencionó anteriormente, las grasas dietéticas facilitan la entrada de testosterona en las células musculares. Las personas han evitado las grasas en las dietas durante años, sin saber que han eliminado sus propios niveles de testosterona natural y cortisol; está claro que esto está muy bien para los culturistas o levantadores de pesas que utilizan hormonas, pero para los enfoques dietéticos de los culturistas y levantadores naturales es mejor mantener un nivel adecuado de grasas y colesterol en la dieta, aunque se debe mantener alto en época de entrenos duros, donde se busca añadir más masa muscular.

También debemos ser conscientes de que los ácidos linolénicos “libera” estrógenos, por lo que los activa; esto puede o no puede ser algo que se quiera lograr. Si la pérdida de grasa es el objetivo, entonces se debería rechazar al estrógeno, que es conocido como un promotor del almacenamiento de grasa corporal y, visto de este modo, es mejor tomar más aceites ricos en ácidos alfa-linolénicos (como el aceite de linaza), para reducir al mínimo lo niveles innecesariamente altos de ácidos linolénicos; de esta manera podemos vincular las grasas, el colesterol y los niveles hormonales.

Esta es una estrategia común de la dieta culturistas cuando necesitan entrar en un proceso de pérdida de grasa corporal para un concurso. Por otro lado, si la construcción muscular es el objetivo, puede ser conveniente mantener u obtener una cierta cantidad de estrógenos activos en la sangre; en esta ocasión, el estrógeno aumenta el número de receptores de andrógenos en las superficies celulares de testosterona para adjuntarla y en el caso de los músculos esqueléticos, esto crea un ambiente propicio para el refuerzo de crecimiento muscular.

Las hormonas sexuales, incluyendo la testosterona, están hechas de colesterol a través de un proceso llamado esteroidogénesis, lo que implica que deberíamos observar como se relacionan en la dieta las grasas, el colesterol y los niveles hormonales; los vegetarianos, cuyas dietas son particularmente bajas en colesterol y grasas saturadas en la dieta, por lo general tienen niveles bajos de testosterona. Hay mucha especulación en cuanto a por qué esto es así (por la falta de grasas saturadas y colesterol en la dieta a un alto consumo de fibra soluble); no obstante la lección es que si se desea maximizar la hipertrofia en forma natural, así como incrementar la fuerza, es mejor dejar de evitar las dietas reducidas en grasas y sin grasas saturadas.

También es interesante observar que el paso limitante de la velocidad de esteroiogénesis se produce con la conversión de colesterol en pregnenolona; esta etapa está catalizada por la enzima P450 de escisión de la cadena lateral (P450scc); parece complicado no. Bueno, lo que pasa es que el hígado contiene esta enzima, así como otras enzimas que participan en las vías de esteroidogénesis y el metabolismo de los estrógenos, en particular.

Tal vez por ello, muchos culturistas a lo largo de los años han afirmado que el consumo de grandes cantidades de tabletas de hígado desecado aumenta su tasa de ganancia de fuerza y músculos, además de tener un efecto “anti-estrógeno”. Claramente, una clave para la promoción de los niveles máximos de la hormona de construcción muscular es consumir una dieta equilibrada de grasas y colesterol, que incluya ácidos grasos poliinsaturados, monoinsaturado, algunas grasas saturadas y triglicéridos de cadena media, ya sea mediante alimentos enteros o suplementación natural.

Las recomendaciones de los profesionales

Es probable que casi todos tengan algunas nociones preconcebidas acerca de ciertas grasas que son “malas” y ciertas grasas que son “buenas”. Pero, como observamos, si se tiene que trabajar duro para coger muchos músculos de calidad, es mejor pensar en ellas sobre un consejo general que se encuentra entre los 25 al 30% de las calorías diarias provenientes de las grasas, además la mitad deben ser de productos de origen animal y aceites tropicales, un cuarto deben ser alimentos con una proporción aproximada de ácidos linolénicos a ácidos alfa-linolénicos de 4:1, y el otro cuarto con alimentos o suplementos monoinsaturados (las yemas de huevo son una gran fuente).

En fin, el equilibrio adecuado se da con los suplementos de pre, intra y post-entreno, carbohidratos complejos, algunas fibras por las mañanas, sin dejar de lado las carnes o sus derivados combinando las grasas, el colesterol y los niveles hormonales; los huevos, la leche, el queso, los productos de coco, las vísceras (principalmente el hígado y productos desecados) deben ser consumidos con regularidad. De esta forma, el aporte regular de grasas y colesterol promoverá la formación de eicosanodes y niveles óptimos de testosterona.

¿ Que tipo de dieta lleváis al seguir una dieta de volumen ?

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad