La nueva comprensión de la fisiología en la nutrición militar

Publicado el 4 diciembre, 2018 | Nutrición Deportiva

La importancia de una nutrición adecuada y una suplementación específica para segmentos de mercado específicos los combatientes de guerra es un campo en rápida evolución, según un experto que ha asesorado a las fuerzas armadas sobre el tema de la nutrición militar, es algo que irá cogiendo popularidad e importancia en la industria.

“Un ejército marcha sobre su estómago”…. esta famosa cita se atribuye de diversas maneras a Napoleón o Federico el Grande, quienes fueron los principales tácticos militares de sus respectivas épocas en la historia militar de Europa; lo que era verdad entonces es verdad hoy. Pero mientras este problema es tan antiguo como la guerra en sí, la comprensión moderna de la fisiología ha agregado nuevas variables a esta vieja ecuación.

Los investigadores sobre nutrición militar que tienen una experiencia significativa en el asesoramiento de combatientes de guerra en materia de nutrición y estado físico citan que en casi todos los grupos militares se topan con el muro de la ignorancia, que aún puede caracterizar la formulación de la política de nutrición y acondicionamiento físico en varios niveles oficiales. Un experto americano de apellido Hockett fue director de acondicionamiento físico a bordo del USS Ronald Reagan, uno de los portaaviones de propulsión nuclear de la Marina durante un despliegue en el Golfo Pérsico. En el calor abrasador del golfo, las temperaturas en la cubierta de vuelo y en los espacios del reactor se dispararon, enviando marineros a la enfermería en cada turno con enfermedades por el calor; la vieja advertencia de “simplemente apesta” no funcionaba.

Disminuyendo la incidencia del golpe de calor

Hockett citó en un congreso reciente sobre nutrición militar que al implementar un poco de sentido común y prácticas comprobadas, como descansos periódicos, hidratación obligatoria, pesaje y cosas similares, pudo reducir esa incidencia al caso impar del agotamiento por calor. No había un buen protocolo en su lugar, entonces cogió algunos de los protocolos de los equipos de fútbol americano.

El tema de una adecuada hidratación y nutrición podría ser aún más grave para los hombres de infantería, dijo Hockett. Sobre la evolución de la nutrición militar en la guerra moderna, dijo que la cantidad que se espera que lleve el soldado promedio ha crecido constantemente; en la era de la Guerra Civil, esto podría haber sido alrededor de 15 kg, durante las etapas iniciales de la Primera Guerra Mundial, los soldados alemanes que avanzaban a través de Bélgica llevaban paquetes de aproximadamente 30 kg, pero hoy en día, con armadura, armamento avanzado, municiones para ello y similares, la carga promedio ha aumentado hasta 50-60 kg. Lo que es diferente es que no se espera que el soldado de hoy marche tan lejos, pero un día típico en el campo puede que lleven hasta 10 kg dentro de la faena diaria.

Así que el entrenamiento para los combatientes de guerra de hoy enfatiza la potencia y el tamaño; esas son necesidades que están en común con muchos deportes, pero con la carga adicional del estrés que trae el combate, pues este no es un deporte donde se gana o pierde, ya que se trata de la vida y la muerte.

Hay un énfasis en la nutrición militar y el acondicionamiento de la fuerza táctica para ayudar a los soldados a desempeñarse de manera óptima en el campo. Eso incluye no solo fuerza, tamaño y flexibilidad, sino también estar preparados para el medio ambiente en términos de temperaturas; y también se los prepara en términos de resistencia mental.

¿ Eres militar y no sabes como suplementarte ? utiliza los mejores stacks




Cupón Descuento MASmusculo.com BLOG

¿Cómo pueden ayudar los suplementos a los militares?

Hockett dijo que en términos de suplementos dietéticos en la nutrición militar, es importante recordar que los departamentos de defensa de varios países no abogan por el uso de ninguno de suplementación sin embargo, se sabe que los soldados los usan y solicitan por ellos, puesto que se venden en bases militares.

Una de las cosas sobre las que habló el experto es el uso estratégico de la cafeína, porque en el tratamiento a soldados se les da lo suficiente para la agudeza mental, pero no tanto que los niveles suban rápido y luego se estrellen y se quemen. Ya hay un problema con el uso excesivo de bebidas energéticas, y es algo sutil de entender para que no anden con “muletas” aunque tengan las dos piernas.

Entre otros ingredientes dentro de la nutrición militar, están interesados ​​en una ingesta adecuada de proteínas de alta calidad, además de los aceites de pescado, porque no obtienen mucho omega-3 a través de la dieta; por otro lado los probióticos y los multivitamínicos son clave para ayudar a apoyar el sistema inmunológico en campo de entrenamiento o batallas. Obviamente el punto crítico se centra en los carbohidratos, pues el arroz, la pasta, las patatas y algún que otro ingrediente más además de la avena suelen ser parte de la dieta de los militares.

¿ Estás consciente del esfuerzo que hacen los militares día a día ?


Fuente

  • Joshua Hockett Nutra Ingredients USA: New understanding of physiology underpins protocols for supporting soldiers with nutrition, expert says

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *