La luteína acelera la transformación de los perezosos en atletas

Publicado el 5 junio, 2019 | Nutrición Deportiva

Si no eres deportista, pero te gustaría serlo, podrías considerar la luteína; el muy desatendido hermano pequeño del betacaroteno, la luteína, puede ayudarte a adoptar un estilo de vida activo. Esto lo dice un estudio japonés hecho con animales y publicado en la prestigiosa revista PLoS One, además se cita que el compuesto activa la «enzima maratón» AMPK.

¿ Qué es la luteína ?

La luteína es un carotenoide que es soluble en grasa; su estructura química se asemeja a la del betacaroteno y la zeaxantina, pero a diferencia del betacaroteno, la luteína no se convierte en vitamina A. El ojo humano, en particular la retina, contiene grandes cantidades de luteína; junto con la zeaxantina, que se encuentra principalmente en la mácula, la luteína protege el ojo contra los componentes agresivos de la luz solar y sus mejores fuentes se encuentran en la col rizada y las espinacas.

Los fabricantes de piensos a veces agregan luteína al alimento para pollos para que las yemas desarrollen un color más fuerte; el cuerpo absorbe bien la luteína (y la zeaxantina) en las yemas de huevo sobre todo. Si comes un huevo al día, la cantidad de estos dos carotenoides en tu sangre aumentará, sin que haya efectos negativos en tu nivel de colesterol, siempre y cuando se tenga una vida activa.



Cupón Descuento MASmusculo.com BLOG

¿ Cómo la luteína levanta a los perezosos ?

Científicos de la Universidad de Nihon, se preguntaron si la luteína podría agregarse a la leche entera, dando de tomar a ratas de laboratorio leche, luteína o leche con luteína diariamente durante nueve semanas; a un grupo de control no se le dio nada. La jaula de los animales tenía una cinta de correr; los investigadores registraron la cantidad de kilómetros que las ratas de laboratorio cubrieron en la cinta de correr de manera voluntaria, dándose cuenta de que la combinación de leche y luteína llevó a un aumento drástico en el número de kilómetros recorridos.

En las células musculares de los animales, la combinación de luteína, leche y ejercicio resultó en un aumento de la actividad de la enzima carnitina-palmitoiltransferasa-1 (CPT1); esta enzima ayuda a las mitocondrias a quemar grasas. La combinación también dio lugar a un aumento en la cantidad total de AMPK (tAMPK) en las células musculares, así como a un aumento notable en la cantidad de AMPK fosforilada (pAMPK).

La AMPK es una enzima que se activa cuando las células musculares tienen poca energía disponible y estimula el desarrollo de las células musculares; las sustancias que activan AMPK a menudo son interesantes para los atletas de resistencia. En este caso, se pudo demostrar que cuando la luteína se administraba con leche, esto daba como resultado una captación 2-3 veces mayor que la administración de luteína sin leche.

También se pudo demostrar que el ejercicio físico redujo la cantidad de luteína en la sangre porque parece que los músculos activos usan luteína. La luteína ayuda a que los músculos se desempeñen mejor, razón por la cual las ratas corrieron más espontáneamente cuando se les dio luteína y leche. En relación las dosis humanas, al contrastar los 1 mg/kg de peso por día en los roedores, resultó en 10-15 mg de luteína por día, lo cual es fácil de consumir mediante verduras o tomando suplementación, además, éstos funcionarán mejor cuando se combinan con alimentos que contienen grasas.

¿ Consumes los nutrientes adecuados para levantar tu trasero ?



Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *