• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30 y SAB 9:30 - 13:30

La grasa como nutriente esencial

La grasa como nutriente esencial

En lugar de ser la antítesis de todo lo que es nutricionalmente beneficioso, la grasa es un nutriente necesario para la salud y el bienestar; en resumen, nuestro cuerpo necesita de la grasa para funcionar correctamente y sin una ingesta suficiente muchos procesos fallarían, en detrimento del buen funcionamiento del cuerpo o la mente. La grasa no sólo sirve como una fuente de energía, sino también es responsable de la construcción de cada célula de nuestro cuerpo y la regulación de la mayoría de nuestros procesos corporales.

La salud de nuestras células y, por tanto, de todo nuestro cuerpo, depende de moléculas de lípidos (grasas de colesterol) que forman la mayor parte de las superficie de la membrana de una célula, pero iremos más allá para exponer que la grasa como nutriente esencial, funciona de diversas formas.

Más allá de lo conocido sobre las grasas

Fisiológica y patológicamente, los eicosanoides son hormonas locales; se sintetizan y ejercen su acción en un tejido, y sólo ciertos eicosanoides son hechos por las células de un tejido. Como resultado, la acción de un eicosanoide es generalmente discreta y en relación con las demandas fisiológicas de los tejidos.

Estos lípidos, que se acumulan a sí mismos en las paredes específicas a las demandas de una célula dada, defienden las fronteras de las células, permitiendo que los alimentos entren a la célula, expulsando al mismo tiempo los productos de desecho. Las grasas buenas, específicamente los ácidos grasos omega-3, forman eicosanoides para ayudar a regular los procesos corporales tales como el ritmo cardíaco, la constricción de los vasos sanguíneos, la presión arterial, la coagulación de la sangre y la actividad del sistema nervioso.

Además, las vitaminas solubles en grasa, las vitaminas A, D, E y K confían en las grasas de la dieta para ser transportarlos a los tejidos del cuerpo. La grasa también juega un papel primordial en la protección de los órganos vitales (la deposición necesaria de grasa que rodea los órganos internos), manteniendo el cuerpo aislado, protegiendo los cabellos y la piel, además de proporcionar un grado de plenitud después de las comidas.

Los mejores ácidos grasos para complementar vuestra dieta




Como se puede observar, la grasa no es el villano, sino, más bien, un componente esencial de la salud; la obtención de suficiente grasa en su forma más saludable es una de las claves para una buena salud y el bienestar, por no hablar de un gran cuerpo. Antes de proporcionar una visión general de las grasas buenas, se las deben tratar de incluir sistemáticamente en nuestra dieta en forma inteligente o práctica por así decirlo.

Los tipos de grasas a seleccionar

Sobre nuestra revisión de los diferentes tipos de grasas y los efectos que tienen sobre la salud, es evidente que no todas las grasas son iguales. Es importante tener en cuenta que, aunque ciertas grasas son beneficiosas, la grasa también va a contribuir a problemas de aumento de peso y salud no deseados si se exagera. Por lo tanto tenemos que incluirla en nuestra dieta en lugar de otros nutrientes, en cantidades más pequeñas.

Ahora vamos a poner atención a exactamente como podemos estructurar la cantidad correcta de los tipos adecuados de grasas en nuestra dieta; los siguientes consejos que toman a la grasa como nutriente esencial, ayudarán a tomar las mejores decisiones en relación con su ingesta.

  • Es mejor un bocado de cacahuetes en lugar de papas fritas o dulces; los cacahuetes son ricos en grasas monoinsaturadas y proporcionan una buena fuente de energía sin todas las grasas trans y saturadas que están contenidos en los alimentos típicos de las tapas.
  • Utilizar aceite de oliva en aderezos para ensaladas y adobos; el aceite de oliva es nutricionalmente beneficioso por sus grasas monoinsaturadas, siendo el reemplazo ideal para el aceite vegetal poliinsaturado utilizado comúnmente.
  • Reemplazar las grasas saturadas que contiene el queso o las carnes con aguacate y una fuente de peces de agua fría como el salmón u otro para los sándwhiches; en este caso se intercambian las grasas malas por buenas, reduciendo las calorías no deseadas de las fuentes equivocadas.
  • Usar semillas y frutos secos en lugar del chocolate común; en este caso añaden más que grasas buenas al organismo, con una combinación de fitonutrientes, proteínas y aminoácidos de calidad.
  • Los pescados grasos deben ir en vez de la carne roja o el pollo, por lo menos entre tres a cuatro comidas a la semana.
  • Limitar o eliminar por completo, las comidas rápidas fritas llenas de grasas trans, u otros alimentos que contengan estas grasas (galletas, pasteles, rosquillas), reemplazándolas por algunos postres, recetas sanas, o snacks saludables.
¿ Como añadid grasas a vuestra dieta ?



Fuente


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad