• Mi cuenta Crear una cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30

Como evitar las grasas trans durante las fiestas

Durante siglos, los seres humanos han estado consumiendo grasas trans en pequeñas cantidades de mantequilla, leche, carne de res y cordero; así que el consumo de grasas trans no es nuevo. Piensa en todo, desde un vaso de leche hasta una olla de goteo debajo del fregadero; la buena noticia es que no hay evidencia de que las formas naturales de las grasas trans sean peligrosas, sin embargo, las formas procesadas son una historia diferente.

Ya en la década de 1970, las grasas animales como la mantequilla, la manteca de cerdo y el sebo de res se acusaron de contribuir a las enfermedades cardíacas y al cáncer, gracias a su contenido de grasas saturadas; para hacer frente a este problema de salud, los fabricantes cambiaron a aceites vegetales que se percibían como saludables porque contenían pocas grasas saturadas.

No obstante, los fabricantes tuvieron que encontrar una manera de hacerlos sólidos para ayudar con la textura, la capacidad de propagación, la nitidez y la vida útil. ¡Si queríamos patatas fritas sin sebo o una pasta danesa sin mantequilla o grasa de panadería, teníamos que solidificar el aceite de alguna manera!… la hidrogenación de las grasas hizo esto posible.

La mayoría de las grasas animales como la mantequilla contienen naturalmente alrededor del 3% de su grasa total como grasas trans; si se compara esto con un acortamiento comercial hidrogenado que se usa en la cocción, nos alarmaremos al encontrar que el acortamiento contiene un 30% como trans, lo que representa 10 veces más de lo que ocurre naturalmente en las grasas animales, y es por ello que los profesionales de la salud están preocupados por las grasas trans.

Alimentos con grasas trans

Entre los peores alimentos o ingredientes con grasas trans que por lo general encontramos en todas partes durante las fiestas de fin de año y a los cuales llamamos alimentos “chatarra” son el sebo de cordero o ternera, la película de las palomitas de maíz (maíz picado) el aceite vegetal mezclado, las margarinas de cocción sólidas (manteca), los snacks fritos salados como patatas fritas y chips de maíz, las galletas, rosquillas y productos cárnicos procesados como los rollos de salchicha y pasteles de carne, así como cualquier comida rápida frita que usan aceites parcialmente hidrogenados, a menos que indiquen lo contrario.

Sigue la lista con alimentos congelados como rollitos de primavera, pollo desmenuzado y algunos pescados, así como todo tipo de pasteles y postres hechos con pastelería que son propios de la Navidad, el Año Nuevo y Reyes.

¿Las grasas trans están en la etiqueta?

En la actualidad, los fabricantes están obligados a enumerar SOLO la grasa total y la grasa saturada, no las grasas trans. Pero si se hace una reclamación como “Sin grasas trans” o “Sin colesterol”, entonces la cantidad de grasas trans debe aparecer en el panel de información nutricional en la parte posterior; casi todas las margarinas dicen esto.

Las empresas pueden redondear y poner “0 gramos” en el panel de información nutricional si el producto contiene menos de 0.5 gramos de grasas trans por porción.

Como reducir las grasas trans durante las fiestas de fin de año

Si bien los expertos están de acuerdo en que las grasas trans deberían reducirse al mínimo en la dieta, es difícil lograr que alguien esté de acuerdo sobre la mejor manera de hacerlo durante las fiestas de fin de año, donde los manjares propios de cada región necesitan de esos sabores y efectos vinculados a las grasas trans.

Una alternativa a las grasas trans que se puede ir considerando es simplemente usar las grasas saturadas de los animales, como la mantequilla y la manteca, pero en pequeñas cantidades. Hoy en día las empresas de alimentación están resolviendo el tema del sabor y sin duda hay disponibilidad para utilizarla durante la preparación de las recetas tradicionales.



Otra opción más es considerar los aceites “tropicales”, como los de palma, almendra de palma y coco, que tienen una consistencia cremosa y que pueden imitar el tipo de química que se encuentra en las grasas saturadas de origen animal, como la mantequilla, por lo tanto, pueden ofrecer gustos y texturas similares cuando se usan en galletas u otros productos de pastelería sobre todo.

Definitivamente seleccionar las salsas y siropes elaborados con los aspectos saludables, con sabores deliciosos, sin sacrificar la calidad nutricional es algo fundamental. Los siropes y salsas sin azúcares, calorías, ni grasas son excepcionales, porque se han popularizado, justamente por dar ese toque riquísimo en la preparación de recetas dulces y saladas.

FELIZ AÑO NUEVO OS DESEA MASMUSCULO !!!

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad