Estimulando el cuerpo con Glutamina y BCAA

Publicado el 8 agosto, 2019 | Nutrición Deportiva, Suplementos

Un análisis a la suplementación de Glutamina y BCAA combinados con proteínas hidrolizadas y su efecto sobre el metabolismo y el rendimiento deportivo.

Los atletas de resistencia en períodos de entrenamiento intenso con una alta carga de trabajo diaria tienden a creer que necesitan más proteínas y aminoácidos en la dieta que los sujetos sedentarios. Según Munro (1964b), esta creencia se origina en la década de 1840 cuando el fisiólogo alemán Von Liebig planteó la hipótesis de que la proteína muscular era el principal combustible utilizado para lograr la contracción muscular.

Después de que la hipótesis de Von Liebig había sido invalidada alrededor de 1870 por los primeros datos experimentales sobre la excreción urinaria de nitrógeno durante y después del ejercicio prolongado y exigente, muchos fisiólogos deportivos tomaron la posición opuesta y durante los siguientes 100 años descartaron que el grupo de aminoácidos en el músculo desempeñara algún papel de importancia en el ejercicio y el metabolismo energético.

A pesar de este cambio del 100% en la opinión científica, la población en general continuó creyendo que una alta carga de trabajo conduce a un aumento en las necesidades de proteínas en la dieta.

Los trabajadores industriales fueron y reciben filetes más grandes cuanto más exigente es su carga de trabajo diaria; la leche se promociona como el «motor blanco» para este segmento. Por estas razones, se venden toneladas de proteínas cada año a los atletas de fuerza, sin pensar que existen aminoácidos como la Glutamina y BCAA que deben completar el elixir esencial para evitar el catabolismo y elevar el rendimiento tanto en el entrenamiento como en una competición de alto rendimiento.

¿Porqué tomar Glutamina y el BCAA?

Durante el ejercicio, las concentraciones plasmáticas de glutamina pueden aumentar, disminuir o permanecer sin cambios según el tipo, la duración y la intensidad del ejercicio. Sin embargo, en los estudios realizados se observaron bajas concentraciones de glutamina en plasma durante un período de varias horas después de un ejercicio de resistencia exigente que conduce al agotamiento del glucógeno (por ejemplo, Van Hall, 1996).

La concentración más baja se observa unas 2 horas después del ejercicio y se tarda más de 7 horas antes de que la concentración vuelva al nivel de reposo previo al ejercicio, pero yendo al grano sobre el uso de glutamina, es importante que encuentre en niveles adecuados puesto que la concentración plasmática de glutamina está relacionadas con alteraciones del sistema inmunológico en atletas entrenados en alto rendimiento y en el período siguiente a los entrenamientos o competiciones; en este caso la glutamina también sirve para reducir las posibles infecciones y en todos los casos, fortalece el sistema inmunológico que es esencial para mantener la salud de cualquier atleta.

Para saber porque consumir Glutamina y BCAA juntos, analizamos para qués sirven los aminoácidos ramificados

En contraste, al analizar el efecto de la ingesta de BCAA sobre las concentraciones plasmáticas de amoníaco y la producción de amoníaco muscular durante el ejercicio, podemos decir que aumenta en todo sentido y en diversos tipos de atletas.

Debido a que se ha sugerido que el amoníaco provoca fatiga central y pérdida de la coordinación motora (Banister y Cameron, 1990), se recomienda el uso de suplementos de BCAA en actividades deportivas (como el tenis, baloncesto, balonmano o fútbol, entre otros deportes) y en actividades militares donde el rendimiento depende de coordinación motriz.



Cupón Descuento MASmusculo.com BLOG

¿La Glutamina y BCAA reponen el glucógeno?

En otro estudio, Van Hall (1996) y Wagenmakers et al. (1997) se investigó si el efecto estimulante de la proteína sobre las tasas de resíntesis de glucógeno observadas después de la ingesta de carbohidratos estuvo mediado por insulina, glutamina o ambas y si la cogestión de glutamina y la glucosa también estimuló las tasas de resíntesis de glucógeno.

Se estudiaron 8 sujetos entrenados durante 3 horas de recuperación en cuatro pruebas, cada una de las cuales consumió una de las cuatro bebidas en orden aleatorio; las bebidas incluida una con Glutamina y BCAA se dividieron e ingirieron en tres porciones de 500 ml, la primera inmediatamente después del ejercicio y las otras después de 1 y 2 horas de recuperación.

El hidrolizado de trigo tenía un contenido de glutamina del 26% y el hidrolizado de suero tenía un 6,6% de glutamina; ambos hidrolizados contenían Glutamina y BCAA. La concentración plasmática de glutamina cayó de aproximadamente 650 micro-moles al final del ejercicio a 500 micro-moles después de 2 horas en el tratamiento de control.

Lo que pasó fue que ambos hidrolizados de proteínas impidieron esa disminución (la concentración plasmática se mantuvo entre 600 y 700 micro-moles). La glutamina aumentó la glutamina plasmática a valores entre 1,000 y 1,200 micro-moles, además las concentraciones plasmáticas de insulina fueron dos veces más altas con los hidrolizados de proteínas que con glucosa solamente y glucosa más glutamina; lo interesante fue observar que la glutamina sola no aumentó las tasas de resíntesis de glucógeno, mientras que ambos hidrolizados de proteínas lo hicieron y hay que considerar que ambos contenían Glutamina y BCAA.

¿Que suplementos con Glutamina y BCAA hay?

Las fórmulas de Glutamina y BCAA son de las más populares para los que entrenan duro en la búsqueda de un físico excepcional como para los deportistas, cuya actividad deportiva es extendida en tiempos. La sinergia de estos aminoácidos es tal que puede hasta duplicar el rendimiento físico, incrementar sustancialmente la energía, mientras se reduce la fatiga y se repone glucógeno al mismo tiempo, sobre todo en actividades físicas extenuantes, donde el desgaste físico y mental es un punto crítico.

  • Existen polvos de Glutamina y BCAA que sirven para tomar en el post-entrenamiento, diluyendo 10 g del polvo en unos 250-300 mk de agua, sin embargo otros vienen en dosis que se recomiendan sean divididas antes y después de entrenar.
  • Existen polvos de Glutamina y BCAA con ratios mayores de leucina que también sirven para el intra-entreno, iniciando el proceso de síntesis proteica y de glutamina durante ese duro entrenamiento.
  • Existen polvos de Glutamina y BCAA con combinaciones de otros suplementos como HMB, entre otros que sirven también como agente anticatabólico.
  • Existen polvos de Glutamina y BCAA que se considera un suplemento proteico, induciendo a la síntesis proteica y mejorando la capacidad de cada proteína en el cuerpo, ayudando a los músculos a hipertrofiarse y quemar grasa a la vez.

También se pueden presentar fórmulas en tabletas, que se pueden dividir para antes o al finalizar los entrenamientos; generalmente se recomiendan 2-3 dosis en esos momentos importantes para objetivos duales, tanto para estimular al cuerpo a rendir más como a recuperarse más al final de cada entrenamiento.

¿Cuando tomar Glutamina y BCAA?

Dependiendo del tipo de cuerpo, el nivel de actividad física y la dieta de cada uno, es posible repartir ambos suplementos, tomarlos de forma aislada o mediante una dosis de algún que otro producto que trae consigo Glutamina y BCAA; por lo general se recomienda unos 5 g en el pre-entrenamiento y 5 g en el post-entrenamiento, aunque cuando se entrena intenso, esto se puede extender también a las mañanas.

¿Proteges adecuadamente tu cuerpo mientras entrenas duro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *