• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30

El entrenamiento altera la respuesta glucémica a los carbohidratos

Un estudio publicado recientemente en el Journal of the International Society of Sports Nutrition nos pone de manifiesto el poder del entrenamiento; esto parece obvio, pero en los últimos años, el índice glucémico de los alimentos que contienen carbohidratos ha recibido mucha atención debido al modelo de obesidad con carbohidratos-insulina, que tiene algunas pruebas de apoyo. La hipótesis del modelo de obesidad de carbohidratos e insulina es que una ingesta de carbohidratos de alto índice glucémico aumentará las concentraciones de insulina y, por lo tanto, aumentará la deposición de grasa corporal.

¿ Qué dice la ciencia sobre el entrenamiento y la respuesta glucémica ?

Si esto es verdad o no es todavía una cuestión de investigación científica; claramente, el entrenamiento es una intervención importante para reducir el índice glucémico de alimentos que contienen carbohidratos y reducir en gran medida los efectos perjudiciales del modelo de obesidad de carbohidratos-insulina. Anteriormente, un estudio (King et al – 1990) demostró que cuando la glucosa plasmática se eleva a aproximadamente 450 mg/dl mediante la infusión de glucosa, hay una reducción del 64% en la secreción de insulina cuando se compara personas que hacen ejercicios aeróbicos con sedentarias.

Curiosamente, solo en una semana de entrenamiento aeróbico en diabéticos no dependientes de insulina resulta en una reducción del 32% en el área bajo la curva de insulina en respuesta a 100 g de glucosa. Con respecto a la eliminación de la glucosa, el estudio (Vukovich et al.- 1996) demostró que corredores de resistencia que dejaron de correr durante seis días tienen una disminución del 29% en la eliminación de la glucosa, lo que sugiere que el ejercicio regular tiene un efecto profundo en el aumento de la eliminación de la glucosa.

Un tercer estudio (Kirwan et al. – 2009) informó que una semana de entreno HIIT indujo a mejoras significativas en la eliminación de glucosa en diabéticos tipo 2. Además, el estudio (Arciero et al.- 1999) demostró que 10 días de ejercicio aeróbico (50–60 min / día) fue 37% más efectivo que una dieta baja en calorías de 10 días (50% de las necesidades energéticas iniciales, 50% de carbohidratos, 35% de proteínas, 15% de grasa)  sobre la mejora de la eliminación de la glucosa durante un período hiperglucémico.

Aunque no se informó, el balance de energía en cada grupo habría sido aproximadamente igual o aproximado 300–400 kcal más positivo en el grupo de ejercicio. El mecanismo de acción para el efecto del entrenamiento en la eliminación de la glucosa es probablemente la reducción en el glucógeno muscular con el ejercicio prolongado (50–60 min / día) que es apoyado por el estudio (Nolte et al.- 1994) en donde se demostró que la epinefrina inducida por el agotamiento del glucógeno resultó en mejoras importantes en el transporte de glucosa a través de la membrana de la célula muscular.

Por lo tanto a nivel científico ya está demostrado que el efecto del entrenamiento es reducir las concentraciones de glucosa en la sangre y reducir la secreción de insulina. Estas respuestas o adaptaciones al entrenamiento con ejercicios disminuirán la propensión a la diabetes tipo 2; por otro lado, el ejercicio físico regular disminuye las concentraciones de insulina en respuesta a la administración de carbohidratos, lo que disminuirá la propensión a la deposición de grasa corporal basada en el modelo de obesidad de carbohidratos-insulina.

El entrenamiento está vinculado con la insulina, siempre

Debe establecerse, para que la insulina tenga este efecto profundo, como se indica en el modelo de obesidad de carbohidratos de insulina planteado, los individuos deben tener un balance de energía positiva (calórico) según lo establecido por la primera Ley de la Termodinámica (la energía no puede crearse ni destruirse pero solo cambia de forma); a menos que hormonas como la insulina alteren la primera ley de la termodinámica.

Añade a tu dieta carbohidratos de calidad todos los días




Por lo tanto, el efecto del entrenamiento debe tenerse en cuenta en cualquier discusión sobre el índice glucémico de los alimentos que contienen carbohidratos y en la reducción del aumento de la glucosa en la sangre, debido a una gran carga de carbohidratos y del impacto potencial del modelo de obesidad de glucosa-insulina en la deposición de grasa corporal. Entonces, jamás se puede subestimar la importancia del ejercicio físico o entrenamiento de moderado a intenso en la prevención de la resistencia a la insulina a través de la degradación del glucógeno muscular y/o la translocación del Glut-4. Como resultado, el entrenamiento debe ser parte del régimen semanal de cada individuo, ya que reduce la glucosa en sangre y la secreción de insulina, extendiendo el bienestar general.

¿ Qué tipo de entrenamiento haces con frecuencia ?



Fuente


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad