• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30

Empezar a entrenar después del confinamiento

Entrenar y trabajar duro día tras día para desarrollar la mayor cantidad de músculo posible es simplemente una forma de vida.

Entrenar está en el centro de nuestro ser y nos impulsa diariamente a ser mejores de lo que éramos el día anterior.

Nuestros horarios se vuelven dependientes de cuándo entrenamos, nuestras comidas giran en torno a nuestros entrenamientos y la emoción que conlleva saber que en algún momento durante el día, vamos a hacer lo que amamos, es suficiente mecanismo de conducción para impulsar a cualquiera a través de los días más difíciles.

¿ Qué pasa en la vida real ?

Pero qué pasa si, por alguna razón, ir al gimnasio se convirtió en una cosa del pasado antes del confinamiento, por cualquiera de las numerosas razones que pueden surgir, y de repente te encuentras en una situación en la que tus entrenamientos diarios son inexistentes, ¿ pasa algo no ?.

¿Sientes que han pasado semanas y semanas desde que fuiste al gimnasio aunque entrenabas en casa? ¿has perdido ese entusiasmo de ir a disfrutar del ambiente que te gusta?.

Si nos preguntas, te decimos que ya debes haber encontrado el camino de regreso para entrenar, el cual lo reconstruyes lentamente

El punto es que debes volver con seguridad observando todo como un nuevo comienzo para hacer lo que has sabido durante tanto tiempo y así es como lo haces.

Entrenar de nuevo, ¿ un nuevo programa ?

Sin duda, lo más probable es que tengas una colección significativa de ejercicios almacenados en tu memoria que puedes realizar cada día mientras regresas para entrenar tu gimnasio.

Desafortunadamente, los expertos en psicología del deporte dicen que no deberías confiar en lo que solías hacer para comenzar de nuevo.

Entonces, en lugar de abordar la situación como tal, tómate el tiempo para diseñar un programa de entrenamiento estructurado adecuadamente con una lista de ejercicios que realizarás dentro de la división de entrenamiento que decidas con tu entrenador y mantenlo como pegamento.

Esto te dará algo en lo que concentrarte, algo en lo que trabajar para mejorar cada semana que pase, algo para medir tu progreso y algo de lo que puedas hacerte cargo cuando regreses.

Al hacer esto, sabrás que cada día es una misión que debes cumplir en el sentido de que debes ser mejor de lo que eras la semana anterior y eso en sí mismo será lo suficientemente motivador como para mantener el fuego encendido al entrenar.

Entrenar

Transforma tu dieta de verano

En segundo lugar, si vas a poner todo ese nuevo esfuerzo en tu entrenamiento, también deberías preocuparte por tu nutrición.

Hemos escuchado a muchas personas decir que solo se centrarán en los entrenamientos primero después del confinamiento y luego trabajarán lentamente en la dieta, como la desescalada.

Esto es una mala idea, ya que tu entrenamiento será mucho mejor si comes correctamente y esto es trivial, sin embargo estamos en verano y no en invierno cuando empezó el confinamiento.

No puedes desarrollar uno sin el otro si tomas en serio tu regreso y deberías hacerlo dedicando tiempo y esfuerzo en la cocina, en el gimnasio, así como en en la cama y en el parque entreteniéndote y alejándote del estrés.

Si te sientes frustrado y molesto por el hecho de que no estás cambiando en absoluto, este será probablemente el caso si no te enfocas en tu nutrición de verano desde el primer momento.



No te apresures, Nadie te presiona

Probablemente el mayor obstáculo que tendrás que superar a tu regreso es cuánta fuerza has perdido desde tus últimos entrenamientos.

No se puede negar el hecho de que entrenar en casa es diferente que entrenar en un gimnasio. Si te sientes débil aunque no lo estés, pues seguiste nuestro plan de entrenamiento en casa podrías vivir el sentimiento más frustrante y desalentador que tendrás al regresar.

En este sentido, el tiempo será tu amigo y la paciencia definitivamente será una virtud y, aunque desearíamos poder decirte lo contrario, es solo un hecho.

No podrás empujar, jalar o presionar como solías hacerlo y tampoco deberías hacerlo por miedo a sufrir lesiones. Sin embargo, todo volverá y la memoria muscular que existe en tu mente y cuerpo, te ayudará a medida que avanzas semana a semana al entrenar.

No te apresures, Aclimátate

La aclimatación a todo, desde tu nivel de fuerza o tu nivel de esfuerzo máximo también tomará tiempo y para ello podrías seguir algunos consejos para coger más fuerza y recuperarte mejor.

  • Piensa en un progreso real, sin apuros
  • Utiliza suplementación inteligente como los BCAA, la glutamina y los aislados de proteína de la mejor calidad que deberían ir en tus batidos incluso antes de entrenar duro.
  • Mantente saludable mientras duermes; esto significa que tengas un buen ambiente en tu habitación e, incluso ayuda a tu cuerpo a descansar mejor usando melatonina por ejemplo, que va después de tu caseína nocturna, recordando que tus aminos pueden ir entre la noche.
  • Aléjate de los vicios, de las noches largas y respeta tu ciclo circadiano reduciendo al máximo el consumo de alcohol.

Si haces todo esto, tus necesidades de fuerza, tamaño y recuperación serán atendidas y podrías adaptarte más rápido de lo que piensas en este nuevo periodo donde entrenar es tu vida.

¡ Si ya empezaste, disfrútalo al máximo !

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad