• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30 y SAB 9:30 - 13:30

El método científico que trabaja para ti

Beneficios de la acupuntura en el entreno

Las técnicas de entrenamiento al azar producen resultados aleatorios, pero lo interesante sería obtener un plan sistemático y aprender como aplicar el método científico a tus propias prácticas de entreno, nutrición y suplementación, y esto ponemos en vuestro escenario, porque todos hemos experimentado que cuando sale a la luz un nuevo estudio, se opina sobre un suplemento, estilo de entreno o forma de comer, o incluso tratar ciertas enfermedades, pero la única manera de comprobarlo es experimentar y errar, y esto sucede casi siempre porque la publicidad de los grandes malentendidos o la ciencia que nos generaliza todo, puede hacerte entrar en un ciclo sin fin y sin resultados.

Entonces, ¿ por qué sucede esto ?, bueno, debido a que un montón de gente interpreta un estudio, o no entienden de nada cuando leen un estudio científico, y esto en gran parte se debe a que el resto del mundo espera una respuesta, pero los científicos se alejan del resto del mundo, entonces es la hora de decir “Alto”, y ahora más que nunca, transparentar tus metas, y coincidir con los científicos en las investigaciones, así como aplicarlas a tus objetivos de salud y condición física, aprendiendo más de fondo que significa o como comprender un método científico.

Antes de que podamos hacer frente a tus casos concretos, tienes que entender el método científico en sí; este es el sistema que guía todo lo que sucede en la ciencia, del laboratorio a la aplicación, y queremos ayudarte a entender como puedes hacer que el método científico que trabaja para ti, funcione realmente.

Hazte una pregunta

Este paso es engañosamente simple, debido a que en la investigación, como en la vida, hacer la pregunta correcta hace toda la diferencia. Por ejemplo, una pregunta como ¿cuál es el mejor programa de entrenamiento? no es una buena pregunta, ya sea para un científico o un aprendiz, y en este caso la pregunta es demasiado amplia, y por ello es probable que se conduzca a muchas respuestas diferentes y opuestas, dependiendo de los objetivos, el nivel de la experiencia individual y metodologías de prueba. Además, “el mejor entrenamiento” depende del contexto de la sesión de ejercicios, los objetivos de la persona, el estado de la formación de la persona, y toda una serie de otras variables

Ejemplos de preguntas para dirigir un entreno, para atletas entrenados y hombres;

  • Es un programa de entrenamiento periodizado superior a un programa de entrenamiento no periodizado, para aumentar la fuerza ?
  • Es una dieta alta en proteínas superior a una dieta normal de proteínas para mantener la masa muscular durante la restricción calórica ?
  • Puede la creatina mejorar la fuerza ?

Las preguntas anteriores son buenas, porque cada una puede ser probada por las variables que se ha definido, y se dirige a una población definida, y hace una pregunta específica en el contexto adecuado.

Investiga a fondo

Una vez que tienes una pregunta, entonces es tu trabajo averiguar qué datos están por ahí en ese momento; si eres es un investigador, tu respuesta puede ya existir en un estudio diferente, pero si no eres más que alguien que busca adoptar un enfoque más científico al entreno, tu investigación puede ayudarte a establecer la estructura de tu experimento de vida deportiva.

Entonces, ¿dónde te ves? ya que el internet es una gran fuente de información, el problema obvio es la clasificación y saber si una información es buena o mala; para los investigadores, existen webs científicas o nuestros propios portales de MASmusculo, o incluso consultar con los profesionales que están para servirte, y compilar una serie de informaciones formales para resumir una conclusión de lo que serás capaz de hacer.

Incluso si no puedes obtener la respuesta que buscas de esta manera, algunas búsquedas estratégicas pueden ayudarte a encontrar más información acerca de tu pregunta; por ejemplo, podemos encontrar algunos buenos estudios para ayudarte mediante una combinación que más te acerque a lo específico, y en términos de búsqueda, será una mejor oportunidad de encontrar lo que deseas. En el ejemplo de la “creatina”, no es lo mismo que buscar por “creatina fuerza”, o “la creatina mejora la fuerza”, y así sucesivamente para cualquier tipo de contenido de acuerdo a tus objetivos personales.

Forma una hipótesis

Si haces una investigación con un fondo específico y no encuentras una respuesta consensuada a tu pregunta, es hora de mirar el desarrollo de un experimento; pero primero, debes desarrollar una hipótesis, también conocida como una “conjetura”. Es la idea de que tu experimento debe terminar ya sea apoyándose en algo o no estar de acuerdo con un determinado tema; uno de los errores más comunes sobre las conclusiones de los escritores es que no vinculan totalmente sus resultados con las hipótesis de los estudios que elaboran.

Un ejemplo reciente fue un estudio que concluyó que un alto contenido de proteínas de la dieta conduce a un aumento de los niveles del factor de crecimiento celular de IGF-1; estudios previos habían vinculado los niveles elevados de IGF-1 de ciertos tipos de cáncer, por lo que un montón de escritores se pusieron a escribir cosas demenciales, como si una dieta alta en proteína puede causar cáncer, sin embargo la ciencia demostró mediante estudios más serios que este tipo de dieta, lo que hac es reducir el tamaño de los tumores en comparación con una dieta alta en carbohidratos.

La moraleja de la historia, es mantener tu hipótesis en el centro de tu investigación, y de esta manera, las conclusiones serán confiables, pero volvamos al ejemplo de las preguntas y saquemos algunas conclusiones para los atletas entrenados;

  • Un programa de periodización producirá mejores ganancias de fuerza en comparación con un programa de entrenamiento de resistencia no periodizado
  • Una dieta alta en proteínas mejorará la retención muscular, en comparación con una dieta de déficit calórico con una cantidad normal de proteínas.
  • La creatina se mejora la fuerza corporal siempre.

Prueba una hipótesis mediante la experimentación

Una vez que hayas formado tu hipótesis, la verdadera diversión comienza; es el momento de desarrollar un experimento para probar empíricamente tus pregunta, y luego comenzar el experimento. Durante este paso, es importante que construyas un experimento que controle tantas variables como sea posible, porque queremos estar seguros de que la respuesta que obtienes es debido a la experiencia en sí, y no alguna otra variable.

Por ejemplo, ha habido algunos estudios que concluyeron que las dietas cetogénicas producen una mayor pérdida de grasa que las dietas convencionales, sin embargo, la mayoría de estas dietas no controlan la ingesta de proteínas, es decir, la ingesta de proteínas fue mayor en el grupo de la dieta cetogénica. Dado que la proteína tiene un efecto termogénico, esto podría ser una variable que afecta la pérdida de grasa; y así sucesivamente podemos encontrarnos con sorpresas, como algunos ejemplos de como se puede inadvertidamente confundir a tus resultados, y una vez más tomamos las tres preguntas arriba formuladas.

  • Comienzas un nuevo trabajo que es mano de obra intensiva y a la vez que inicias el programa de periodización, hay que tener en cuenta que tu fuerza disminuye con unos entrenamientos. En este caso se llega a la conclusión incorrecta de que la periodización no funciona, en lugar de señalar que lo más probable es que aún no te has adaptado a la carga de trabajo del nuevo trabajo.
  • Al aumentar tu ingesta de proteínas durante un déficit calórico, también empiezas a hacer grandes cantidades de cardio, y notas que tu masa muscular disminuye; incorrectamente llegas a la conclusión de que un alto contenido de proteínas no ayudó a proteger tu masa muscular, pero lo que pasó es que la variable de confusión fue exceso de cardio que probablemente causó la pérdida de músculos.
  • No desarrollas un seguimiento de tus calorías provenientes de macros en sentido estricto, y realizas cambios drásticos a tu entrenamiento mientras tomas creatina, y por lo tanto llegas a una conclusión de que la creatina que funcionó. Puesto que has sido inconsistente con la dieta y el entrenamiento, es más probable que cualquier beneficio modesto de la suplementación con creatina no pudo llegar a sentirse, por causa de las grandes fluctuaciones.

En conclusión, si quieres resultados que puedes estar seguro de que tienes que ser fiel a tu experimento hasta el final; dicho esto, el estudio perfecto no existe, y como siempre hay limitaciones, el trabajo de un buen científico es simplemente minimizarlos al máximo.

Analiza los datos y saca conclusiones

Para terminar con este paradigma de lo que puede servirte o no, el método científico que trabaja para ti, solo será concretado cuando hagas un análisis de la historia de los datos que observaste, y aquí hay algunas preguntas para mantener tu responsabilidad en función a la información.

¿Tus datos están de acuerdo con tu hipótesis ?

  • Si es así, ¿por qué te parece?
  • Si no es así, ¿por qué crees que no lo es?

¿Mantienes algunas inconsistencias estadísticas no predictivas?

Ahora es tu trabajo llegar a un mecanismo que explique por qué los resultados son lo que son, y esto no siempre es fácil de dilucidar; por ejemplo, hubo un estudio que concluyó que la caseína fue superior al suero para el anabolismo, pero esto parece contradecir lo que los investigadores observan. Lo que pasó es que estos investigadores midieron la síntesis de proteínas en todo el cuerpo y no evaluaron directamente la síntesis de proteínas musculares, lo que demuestra claramente que el suero es superior a la caseína para el anabolismo, y una vez más no se leyó las frases de letras pequeñas para concluir algo que no puede generalizarse.

Esto no significa que los investigadores antes mencionados hicieron mal su trabajo o tenían malas intenciones; simplemente significa que llegaron a una conclusión incorrecta basándose en ese conjunto de datos en particular con el uso de su experiencia particular. En este caso la moralej es que debes tener cuidado que conclusiones sacas y entender las limitaciones de tu investigación, y para ellos volvemos a enfocarnos en esas tres preguntas;

  • En general, la fuerza ha mejorado, y agregó 10 kg a la posición en cuclillas en el transcurso de un programa de periodización de ocho semanas, sin embargo, durante una de las sesiones, el cuerpo trabajó menos de lo que normalmente lo haría para ese rango de repeticiones en particular. Aunque se realizó una o dos sesiones malas, esto fue probablemente una de las demás y no es indicativo de que la rutina no funcionó, ya que en general la fuerza mejoró.
  • Se siguió una dieta alta en proteínas, pero el cuerpo ha perdido algo de masa muscular, sin embargo, es más probable que el cardio añadido llevó a tener una masa corporal magra reducida, en lugar de la adición de proteína extra a la dieta.
  • En la sentadilla de una repetición máxima (1RM) se aumentó en 5 kg, aunque no estamos seguros de cuanto se puede atribuir a la creatina, sin embargo, en la calidad de entrenamiento que fue superior, la recuperación se ha mejorado, y se perdió menos repeticiones de lo habitual, lo que nos lleva a creer que la creatina es sumamente servicial.

No hace falta decir que el mantenimiento de registros precisos y completos es importante para el análisis de sus datos, por tanto, es aquí donde un registro del entrenamiento y de la nutrición diaria vale su peso en oro.

Acepta, refina o rechaza tu hipótesis

Es muy sencillo, ¿ están los datos de acuerdo con tu hipótesis inicial ? si no es así, debes rechazarlo y buscar otras explicaciones, pero si esto es afirmativo, puedes tentativamente aceptarlo; si esto no está tan claro, es posible que necesites para refinar tu hipótesis. Este no es el final, en realidad es un nuevo comienzo, porque cada experimento añade más preguntas, que nos lleva a formar una nueva hipótesis y ponerla en prueba constantemente.

En realidad, puedes cambiar una variable de menor importancia, como el agarre de la barra, o podrías cambiar mucho, como la transición a un programa totalmente diferente, y terminamos también con las tres preguntas;

  • Los datos parecen apoyar tu hipótesis, ya que has mejorado tu fuerza en el transcurso del programa.
  • Los datos de muestra que has perdido masa muscular después de una dieta alta en proteínas, sin embargo, esto se complica por el hecho de que has añadido en cardio adicional, así que tienes que recoger más datos con el fin de llegar a una conclusión sobre todo.
  • Los datos parecen apoyar tu hipótesis, porque la creatina era el único suplemento que se añadió, manteniendo la nutrición y el entrenamiento constante, agregando 5 kgs al entreno de sentadillas.

Hay que tener en cuenta que, en la ciencia, nada puede ser probado; eso es correcto, y no se puede demostrar nada. Pero puedes refutar las cosas de acuerdo al escenario, y concluir que los datos parecen apoyar una hipótesis, pero siempre es posible que una variable que no puede ser controlada está influenciando sobre los resultados.

Para aceptar todo, y esto parece ser el punto esencial; al hacerte más científico, debes enfocarte en el escepticismo y la objetividad como una herramienta para tomar ventaja, y es la única manera de refinar la hipótesis, y empezar de nuevo con una metodología lo más sistemática posible.

¿ Como analizáis vuestros entrenos para ser eficiente ?



Fuente


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad