• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30 y SAB 9:30 - 13:30

Ejercicio físico y presión arterial

Ejercicio físico y presión arterial: Junto con la dieta, el ejercicio físico es un gran agente terapéutico frente a la hipertensión arterial. Descubre cómo puede ayudarte un adecuado programa de entrenamiento.

Los hábitos de vida y la presión arterial

La presión arterial se define como la fuerza que ejerce la sangre al pasar por las arterias y estos valores se consideran excesivamente altos cuando se sobrepasan los 140 mmHg para la presión arterial sistólica o máxima o bien los 90 mmHg para la presión arterial diastólica o mínima.

Un aumento en la presión arterial nos conduce directamente a un aumento del riesgo cardiovascular, ¿Pero sabías que estos valores pueden ser modificados a través de unos adecuados hábitos de vida?

El consumo excesivo de sal y grasas saturadas, la ingesta de alcohol, el tabaquismo, el sobrepeso o la obesidad son factores que nos predisponen a sufrir una alteración en la tensión arterial pero muchos de estos factores son moldeables a través de unos buenos hábitos de vida, ya que éstos van a interferir directamente sobre nuestra salud y bienestar.

Sabemos que el ejercicio físico es un pilar imprescindible para construir una vida saludable, pero además, actúa como una eficaz herramienta terapéutica cuando se trata de disminuir la tensión arterial.

Durante el ejercicio físico es normal que se dé un aumento inicial de la tensión arterial debido a una mayor necesidad de aporte de oxígeno al tejido muscular, no obstante, tras la práctica de ejercicio físico se produce una notoria disminución de la tensión arterial.

Veamos a continuación de forma detallada cómo disminuir la tensión arterial a través del ejercicio físico.

Ejercicio físico para disminuir la presión arterial

Cuando queremos disminuir la presión arterial a través del ejercicio físico la mejor práctica que podemos realizar es el entrenamiento cardiovascular, ya que ha demostrado reducir la presión arterial sistólica y diastólica en sujetos hipertensos.

La efectividad de este tipo de entrenamiento dependerá de la constancia, pues sólo podremos mantener bajo control los niveles de tensión arterial con una práctica sistemática, de hecho debemos aclarar que los efectos beneficiosos del ejercicio físico desaparecerán si dejamos de practicarlo.

Para una reducción efectiva en los niveles de hipertensión arterial el ejercicio debe ser dinámico e involucrar los grandes grupos musculares, pero siempre evitando cualquier tipo de sobrecarga.

No debemos pasar por alto los efectos beneficiosos del entrenamiento de fuerza sobre la tensión arterial. Lo idóneo es combinar el entrenamiento aeróbico con un entrenamiento de acondicionamiento muscular.

Respecto al entrenamiento de fuerza siempre que queramos disminuir los niveles de tensión arterial debemos optar por cargas ligeras y un alto número de repeticiones (entre 20 y 30).

La intensidad del ejercicio siempre debe ser moderada y debemos realizar como mínimo 3 sesiones semanales, no obstante, una pequeña sesión diaria de 30 minutos nos permitirá reducir la tensión arterial hasta en un 50 %.

Finalmente debemos mencionar que la relación entre ejercicio físico y presión arterial no sólo nos aporta beneficios directos sino que además actúa positivamente sobre factores de riesgo como el sedentarismo y la obesidad.


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad