• Mi cuenta Crear una cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30

Dieta alcalina a examen

Descubre la realidad de la dieta alcalina, un modelo de alimentación basado en la fisiología y que puede reportar numerosos beneficios si se sigue del modo adecuado.

¿Cuál es el origen de la dieta alcalina?

Sabemos que una alimentación saludable y equilibrada es imprescindible para disfrutar de un estado de bienestar, precisamente la dieta alcalina tiene como objetivo restaurar y mantener la salud, pero para analizarla de manera crítica y veraz es necesario en primer lugar entender el término “alcalino”, que aparece precisamente en los orígenes científicos de este modelo de alimentación.

El término alcalino hace referencia a un valor de pH (potencial de Hidrógeno), que nos indica qué cantidad de iones hidrógeno posee una sustancia, su escala numérica y clasificación se divide del siguiente modo:

  • 1 a 6,9: pH ácido
  • 7: pH neutro
  • 7 a 14: pH alcalino

La importancia que este parámetro químico tiene para nuestra salud fue puesta de manifiesto en el año 1931 por el científico Otto Heinrich Warburg, quién obtuvo el premio Nobel por la tesis “La causa primaria y la prevención del cáncer”.

En este trabajo se expone que ciertos modelos de alimentación y hábitos de vida son antifisiológicos (dietas inadecuadas y estilo de vida sedentario), causando un estado de acidez en nuestro organismo, lo que tiene la grave consecuencia de expulsar parte del oxígeno requerido por las células.

En esta tesis también se expuso el comportamiento de las células sanas y cancerígenas:

  • Células sanas: para su funcionamiento es imprescindible el aporte de oxígeno
  • Células cancerígenas: proliferan sin oxígeno, en un entorno ácido y sobreviviendo con aporte de glucosa

Se determinó que si bien el estado de acidez expulsa el oxígeno de células y tejidos, el entorno alcalino es capaz de atraerlo.

¿Cómo prevenir el cáncer garantizando el aporte suficiente de oxígeno? A través de la alimentación, ya que como se apuntaba en la tesis, tras la digestión los alimentos son capaces de generar acidez o alcalinidad.

¿Qué es la dieta alcalina?

La dieta alcalina es una alimentación que tiene como objetivo mantener el pH de la sangre, que es ligeramente alcalino y oscila entre 7,35 y 7,45.

Nuestro organismo no puede permitirse una variación brusca en el pH sanguíneo, ya que esto podría suponer la muerte, entonces, ¿cómo actúa nuestro organismo frente a una alimentación altamente acidificante, rica en carbohidratos refinados, proteínas animales y grasas nocivas? Bien, nuestro organismo destruye reservas alcalinas para poder mantener el pH sanguíneo: dientes, cabello, uñas y tejido óseo.

Seguir una alimentación alcalina para favorecer el suficiente aporte de oxígeno a nuestras células y tejidos no sólo va a ser útil para prevenir el cáncer, si no también para evitar la aparición de distintas enfermedades.

Son varios los profesionales de la salud que afirman que la acidez del organismo es la causa primaria de cualquier trastorno, también del cansancio que muchas personas experimentan de forma crónica.

¿En qué consiste la dieta alcalina?

La dieta alcalina consiste en consumir mayoritariamente alimentos alcalinizantes, reduciendo la ingesta de alimentos que causan acidez. Se pueden emplear dos proporciones, dependiendo del estado de salud:

  • Para restaurar la salud y oxigenar el organismo: 80 % de alimentos alcalinos y 20 % de alimentos ácidos
  • Para mantener el buen estado de salud: 60 % de alimentos alcalinos y 40 % de alimentos ácidos

Estas proporciones recomendadas son muy distintas a las que se siguen en la alimentación actual, para verificar este hecho vamos a mencionar cuáles son los alimentos acidificantes y cuáles los alcalinizantes.

Alimentos acidificantes:

  • Azúcar refinado y todos los alimentos que la contienen
  • Hidratos de carbono refinados
  • Proteínas animales, especialmente carne
  • Leche y derivados lácteos
  • Productos de panadería
  • Sal refinada
  • Cafeína
  • Alcohol
  • Bebidas gaseosas
  • Margarinas
  • Alimentos procesados

Alimentos alcalinizantes:

  • Frutas (especialmente limón)
  • Verduras crudas
  • Semillas y frutos secos
  • Cereales integrales
  • Miel
  • Clorofila
  • Agua

Si sometemos la dieta alcalina a examen podemos concluir que es una alimentación saludable y altamente terapéutica,  siempre que se realice de forma equilibrada y no se permita que llegue a condicionar la vida de la persona.


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad