• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30 y SAB 9:30 - 13:30

¿Cuáles son las fuentes de energía ATP?

En este artículo te mostramos cómo nuestro organismo utiliza los distintos macronutrientes para producir y suministrar energía ATP al tejido muscular.

Fuentes y vías de energía ATP

Si nos apasiona el deporte, independientemente de que realicemos un entrenamiento cardiovascular o un entrenamiento de fuerza, es normal que nos interesemos cada vez más por conocer todos aquellos procesos fisiológicos que tienen lugar en nuestro organismo mientras nos ejercitamos.

La energía que utiliza nuestro organismo es el ATP (Adenosín Tri Fosfato) y se conoce popularmente como la energía celular, las tres fuentes de ATP que veremos más detalladamente son los macronutrientes (hidratos de carbono, grasas y proteínas), estas fuentes no deben ser confundidas con las vías que utiliza el organismo para convertir los nutrientes en ATP, que son las siguientes:

  • Sistema anaeróbico o de fosfágenos, conocido también como vía anaeróbica aláctica
  • Sistema glucolítico o vía anaeróbica láctica
  • Sistema aeróbico u oxidativo

El sistema utilizado así como el nutriente de mayor utilización en la síntesis de ATP variará dependiendo de la intensidad del ejercicio, del estado físico de cada deportista y de la disponibilidad de los nutrientes, no obstante, en los ejercicios que superan una duración aproximada de 2 minutos, se inicia el sistema aeróbico u oxidativo, en el cual participan en mayor o menor grado todos los macronutrientes.

Las fuentes de energía ATP

Veamos de forma más específica como actúan los distintos macronutrientes en la obtención de ATP:

  • Hidratos de carbono: Es la fuente más accesible y limpia para nuestro organismo y el principal suministro cuando realizamos ejercicio físico de larga duración, nos ayuda a mantener nuestro rendimiento y a evitar la fatiga muscular. Cada músculo dispone de una reserva de glucógeno aproximada de 200 gramos y cuando éstas se agotan se recurre a las reservas de glucógeno hepático, cuando todas las reservas se han agotado (en un tiempo aproximado de una hora) el cuerpo empieza a utilizar otros nutrientes para continuar la actividad.
  • Grasas: Si bien es la energía almacenada en nuestro organismo en mayor proporción es poco accesible, sobre todo si realizamos ejercicios de alta intensidad, no obstante, el entrenamiento de resistencia mejora la utilización de las grasas por parte de nuestro organismo. Los triglicéridos almacenados en los adipocitos son transformados en ácidos grasos libres a través de la acción de enzimas, entonces, se liberan así al torrente sanguíneo hasta nutrir el tejido muscular, ya que si bien los músculos pueden almacenar triglicéridos, lo hacen en cantidades mínimas.
  • Proteínas: Las proteínas no tienen una participación superior al 5 % en la obtención de ATP, pero si el ejercicio es superior a los 90 minutos corremos el riesgo de que éstas se transformen en aminoácidos y sean utilizadas para la síntesis de glucosa, algo que nos llevaría directamente al temido catabolismo muscular. Para evitar este fenómeno, sobre todo en los ejercicios aeróbicos de larga duración, es importante reponer adecuadamente las reservas de glucógeno y aportar a través de la alimentación las suficientes proteínas.

Ahora conoces cuáles son las fuentes de energía ATP, y una vez más habrás podido observar la estrecha e importante relación que existe entre una nutrición adecuada y un óptimo rendimiento deportivo.


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad