¿Cómo mantenerte motivado para hacer ejercicio?

Publicado el 24 febrero, 2020 | Entrenamiento

Para incrementar tu motivación, ten un propósito claro, piensa en tus logros, encuentra a alguien que te inspire y modifica tu rutina.

Lo que parecía divertido al principio, ahora comienza a sentirse más como una tarea; tus objetivos de acondicionamiento físico, culturismo, fitness, crossfit o lo que sea para febrero empiezan a estar lejos de tu alcance, lo que, a veces, empiezan a destruir tu propia motivación para continuar con un programa de dieta y ejercicio.

Si estás buscando llegar al gimnasio de manera más consistente, deberías pensar en algunas cosas que son parte de lo que los profesionales o incluso los aficionados con experiencia hacen.

#1- TENER UN PROPÓSITO CLARO

Tener una razón clara de por qué quieres llegar allí puede ser un gran motivador; piensa muy bien por qué quieres ir al gimnasio y cómo te hará sentir eso.

  • Si aún no lo has hecho, establece algunas metas y objetivos que te gustaría alcanzar y que te hará sentir feliz u orgulloso.
  • Luego, cada vez que pienses dejar de ir al gimnasio, recuerda tu propósito, lo que te ayudará a estimularte en ese momento que necesitas levantarte e ir, y llegar al gimnasio.

En fin, deberías pensar en lo que realmente quieres para lograr la motivación, incluso rediseñando tu programa alimenticio, suplementario o de entrenamiento.

Motívate incrementando tu buen humor

 



Cupón Descuento MASmusculo.com BLOG

#2- PIENSA EN TUS LOGROS

A veces puedes ser tu peor crítico, y puede ser fácil perder de vista lo lejos que has llegado si te estás enfocando en lo lejos que todavía tienes por delante para llegar a tus metas.

  • Cuando sientas que no vas a ir a ningún lado, tómate un momento para pensar en lo que has mejorado, durante la última semana, mes o año y date crédito.
  • Mirar hacia atrás y reflexionar sobre sus propios logros puede ser una excelente manera de avanzar.

En todo momento, deberías monitorear tu progresión para mantener la motivación, registrando todo lo que sientes y como lo vas haciendo semana a semana.

#3 – ENCUENTRA ALGUIEN QUE TE INSPIRE

Encuentra tu inspiración, ya sea alguien cercano a ti, un atleta profesional, o tal vez incluso una persona que ves en el gimnasio, incluyendo tu preparador.

  • Tener a alguien a quien admirar a quien aspiras puede ayudarte a encaminarte.
  • Alternativamente, puede haber cosas que te inspiren a ser mejor.

En todo momento, anota todas las cosas y personas que te inspiran para mantener la motivación, como una lista de verificación y vuelve a consultarla cuando pierdas el rumbo.

#4- MODIFICA TU RUTINA

Si sus entrenamientos comienzan a ser un poco repetitivos y predecibles para ti, lo más probable es que tu cuerpo y tu mente también estén un poco aburridos o simplemente ingresaste a una meseta donde tus esfuerzos ya no estimulan a tus músculos. Tu cuerpo es muy bueno para adaptarse al estímulo de entrenamiento y, si sigues haciendo lo mismo una y otra vez, no puedes esperar que tu cuerpo cambie a menos que hagas cambios.

  • Asegúrate de hacer que tus entrenamientos sean cada vez más desafiantes aumentando lentamente los pesos semanalmente o, intenta hacer una combinación diferente de ejercicios que estén alineados con tus objetivos y tu motivación.
  • Si no estás seguro de cómo modificar tu programa de entrenamiento, recibe la ayuda de un profesional para modificar las cosas y empezar un nuevo rumbo.

Cambiar ligeramente lo que está haciendo puede ayudarte a tener una nueva perspectiva y puede revitalizar tu entrenamiento y rendimiento.

¿Sientes que es el momento de un cambio?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *