• Mi cuenta Crear una cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN a VIE 9:00 a 19:30h / SÁB: 9:30 a 13:30h

Caretenoides: protege tu piel, ojos y actividad mental

caretenoides

Hay vitaminas y minerales esenciales que todos debemos tener en nuestra dieta… los caretenoides están, siempre están…

Así como los caretenoides, están las “pseudovitaminas”, un término que creemos lo usan en otras referencias, que se refiere a cosas que no necesitamos pero que actúan como vitaminas en nuestros cuerpos de todos modos.

Sustancias como CoQ10, PQQ y creatina son compuestos que serían vitaminas si no los sintetizáramos en nuestros cuerpos.

Todas las vitaminas esenciales tienen sus propios sistemas especializados para ser absorbidas y procesadas en el cuerpo.

Se pueden reciclar, mantener, nutrir y conservar; es por ello que se necesitan meses para tener escorbuto (tal vez incluso un año): ¡el cuerpo retiene la vitamina C de manera tan efectiva!

A veces, sin embargo, las moléculas que tienen una estructura similar a las vitaminas pueden tomar prestados estos privilegios para su propio beneficio. A veces ni siquiera necesitan actuar como una vitamina, solo son gorrones.

Este es el caso de algunas clases estructurales, como los carotenoides, elementos que se parecen a la vitamina A.

  • A veces, pueden obtener los mismos privilegios que la vitamina A y acceder a los mismos sistemas en el cuerpo solo porque el mismo aspecto.
  • Por lo demás son solo una molécula elegante, esto significa que el cuerpo los considera como compuestos normales y los entrega donde se necesitan, los mantiene en el cuerpo y maximiza su beneficio potencial.

Es un gran perfil que a muchos fármacos les encantaría tener, simplemente trabajando con el cuerpo en lugar de tener que luchar contra él, y algunos suplementos simplemente tienen suerte.

Si notas o los usas, compuestos como la luteína y zeaxantina, son DOS GRANDES PALABRAS en la parte inferior de casi todos los multivitamínicos.

Caretenoides: ¿luteína y zeaxantina?

La luteína y la zeaxantina son parte de un grupo de moléculas conocidas como carotenoides que se encuentran en las verduras de hoja verde oscura, los huevos y otros alimentos.

Los carotenoides son un grupo de moléculas que, estructuralmente, se parecen a la vitamina A.

El nombre proviene de la forma vegetal de la vitamina A, conocida como betacaroteno, y como regla general, tienden a interactuar con los mismos sistemas que la vitamina A.

La estructura de una molécula es lo que determina sus acciones después de todo, y aunque un cambio muy pequeño puede cambiar drásticamente una molécula, este no suele ser el caso.

  • La vitamina A es más conocida por apoyar la salud ocular adecuada, razón por la cual la forma animal se llama retinol (llamado así por la retina del ojo).
  • También es conocido por mejorar la salud de la piel y el cerebro. Sin embargo, los beneficios de la vitamina A afectan a todo el cuerpo.

Esta es la razón por la que se investigan muchos carotenoides diferentes para estos fines. Esto se extiende a fuentes atípicas, como la astaxantina, y fuentes más comunes como las que se encuentran en el “humilde” huevo.

¿Qué es la luteína?

  • La luteína es quizás el carotenoide más común fuera del betacaroteno (previtamina A).
  • Se encuentra en una gran variedad de vegetales de hojas verdes oscuras y también en vegetales de colores brillantes como naranjas, calabazas y maíz… obviamente en la brillante yema de huevo…

¿Qué es la zeaxantina?

  • Es un carotenoide que se combina comúnmente con la luteína cuando se trata de suplementos.

Esto puede deberse a cómo la luteína, la zeaxantina y un metabolito de ellos (conocido como meso-zeaxantina) se conocen como “pigmento macular” a medida que se acumulan en la retina donde ejercen efectos protectores.

Caretenoides: ¿por qué la gente los usa?

¿Por qué las personas se suplementan con luteína y zeaxantina?… si eres un atleta o culturista preocupado por su bienestar, incluso por su rendimiento y por supuesto, por su estética, los caretenoides no pueden faltar porque:

  • Son esenciales para la salud ocular.
  • Son indispensables para la piel.
  • Incrementan la cognición y el enfoque.
  • Protegen al sistema cardiovascular.

Además poseen propiedades antioxidantes, por ello son reconocidos en su inclusión en los multivitamínicos.

Si bien puedes consumirlos mediante la dieta normal, esa que forma parte de tu nutrición deportiva, no siempre se llegan a los niveles deseados, ya sea por falta de huevos en la dieta o más vegetales… ¡ cada uno lo sabe !…

La razón por la que están tan extendidos y popularizados, se debe en parte a lo bien que se han investigado estos carotenoides para tratar de explicar los beneficios del consumo de huevos.

¿Qué tan común es la investigación sobre estos dos en particular?

Para ponerlo en perspectiva, una búsqueda superficial de luteína y zeaxantina en Pubmed (una colección de datos científicos en línea) da como resultado 5,000 y 3,000 resultados respectivamente, 340 y 180 ensayos clínicos cada uno.

Y, si bien no se ha investigado tan bien como los alimentos básicos comunes como la creatina, el aceite de pescado y la vitamina C, esto es mucho más que la mayoría de los suplementos a base de hierbas.

Así que llegamos a un punto en el que técnicamente estas dos no son vitaminas, pero son un compuesto común en la dieta… todo bien, pero ¿estos beneficios se materializan en estudios científicos?.

Los caretenoides y la salud ocular

Cuando se trata de los sistemas de vitamina A, los ojos son lo primero en lo que pensamos. Y, si bien la vitamina A es vital para la salud ocular adecuada, no podemos exagerar.

Después de todo, el exceso de cualquier vitamina dañará el sistema en lugar de apoyarlo; “al igual que una madre cariñosa, demasiado amor puede ser opresivo”.

Entonces, los compuestos que obtienen acceso a estas áreas, pero que no actúan como una vitamina, sino que solo brindan otros beneficios, pueden ser muy prometedores. Esto es lo que vemos en la luteína y la zeaxantina.

Ambos carotenoides pueden llegar al ojo después de la suplementación oral, donde actúan como antioxidantes, de una manera que muchos otros antioxidantes no pueden hacerlo, ya que los ojos no tienden a absorber nada de la sangre.

También conocidos como “pigmentos maculares” o “carotenoides maculares”, están asociados con la calidad de la visión y una menor degeneración macular relacionada con la edad (DMAE).

De hecho, el consumo de estos carotenoides tanto de suplementos como de alimentos a partir de huevos parece ayudar a mitigar la progresión de esta enfermedad. Sin embargo, parece que tarda mucho en ocurrir, ya que incluso ocho semanas de suplementación son de duración demasiado corta.

Parece que es mejor tomar un poco todos los días, por lo que quizás se incluya en los multivitamínicos, pero parece eficaz para las personas de edad avanzada que están empezando a tener problemas oculares.

En fin, para cuidar tus ojos, tus hermosos y bien ponderados ojos, piensa en la luteína y la zeaxantina… piensa en ellos cuando consumes huevos o cuando estás añadiendo una cápsula multivitamínica a tu organismo…



Los caretenoides y la salud cerebral

La luteína y la zeaxantina se pueden medir en los ojos y su densidad está asociada con la enfermedad de Alzheimer y el deterioro cognitivo.

Sobre la base de esta asociación, se realizaron estudios para ver cómo estos caretenoides afectan al cerebro mismo.

La mayoría de los estudios en este momento se centran solo en la luteína, ya que parece ser sorprendentemente nootrópica, pero algunos estudios aún evalúan ambos colectivamente.

También se debe mencionar que, dado que la luteína está presente en muchas verduras, incluidas las de hojas verdes oscuras, es uno de los muchos factores que explican por qué las verduras pueden retrasar el envejecimiento cognitivo junto con sustancias como los nitratos y el potasio.

  • Estos carotenoides están presentes en el cerebro, en un alto grado también en la materia blanca (la parte conectora entre los dos lados del cerebro) y se cree que la luteína es protectora en virtud de sus propiedades antioxidantes que evitan que el DHA se oxide.
  • Junto con EPA, el DHA es el principal ácido graso que se encuentra en el aceite de pescado y en el tejido cerebral humano.
  • Tanto el DHA como el EPA pueden oxidarse y la luteína puede prevenirlo.

Esa es la teoría en este momento, al menos, pero independientemente de cómo funcione, la suplementación de estos carotenoides (12 mg al día) puede mejorar la cognición, específicamente esto se da para los adultos.

Ahora bien, como la conexión mente-músculos es fundamental para cualquier atleta, es evidente que puede incrementar esta relación que es directamente proporcional al rendimiento deportivo.

En el caso de la luteína, al menos, incluso se asocia con una inteligencia cristalizada mejorada, que es la capacidad de usar cosas que ya conoces, como la habilidad para entrenar.

Los caretenoides y otros beneficios

No queremos exponer su eficiencia sobre la ingesta oral de los mismos y el mejoramiento de la piel o, incluso su funcionalidad para el sistema cardiovascular… bueno, directamente no, aunque las interrelaciones con otros compuestos si lo pueden hacer…

Bueno, la luteína y la zeaxantina están presentes en la piel, pero lo creas o no, hay evidencia muy limitada sobre este tema.

  • La suplementación oral mejora las defensas antioxidantes mientras aclara la piel (básicamente ayuda a suavizar la tez para que tenga un tono de piel más uniforme), pero más allá de eso, los estudios son limitados.

Esto puede deberse a cómo, al evaluar qué carotenoides serían mejores para la piel, a muchos investigadores les gusta inclinarse hacia la astaxantina, que tiene una amplia gama de beneficios y que también forma parte de este grupo nutricional.

  • Además de proteger la vista, mantiene la glucosa estable.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Reduciendo los triglicéridos, potencia al sistema cardiovascular e, incluso incrementa la fertilidad.
  • Aumenta la resistencia muscular y,
  • Acelera la recuperación en el post-entrenamiento.

Bien, ¿cómo lo hace?… actuando como un antiinflamatorio natural…

Caretenoides: ¿cuánto tomar?

Los estudios sobre estos carotenoides tienden a flotar en un rango bastante bien establecido de 12 a 20 mg de carotenoides combinados.

Por lo general, el extremo inferior se usa cuando también hay otros antioxidantes presentes, como en estudios que evalúan “multivitaminas” que también usan vitaminas C y E, mientras que la dosis de 20 mg se usa en estudios que usan estos carotenoides por sí mismos.

La dosis se divide uniformemente entre los dos o, más comúnmente, hay una proporción relativamente más alta de luteína debido a que se han realizado más estudios sobre ella, por ejemplo, un suplemento con 12 mg de luteína combinada con 6 mg de zeaxantina.

Estas dosis que las encuentras en MASmusculo, tomadas una vez al día con una comida, parecen ser suficientes para obtener todos sus beneficios.



Caretenoides: ¿tienen efectos secundarios?

En este momento, la suplementación de luteína y zeaxantina en sujetos por lo demás sanos (jóvenes o ancianos) no está asociada con ningún efecto secundario conocido.

El único efecto secundario potencial de estos carotenoides es similar al de la vitamina C y E.

En virtud de que son antioxidantes, si se administran a fumadores empedernidos, es posible que la luteína termine haciendo un poco más de daño que de bien.

Esto se debe a que cualquier antioxidante que tenga una función “moderadora” puede tener el potencial de ser un pro-oxidante, según sea necesario, y el acto de fumar mucho puede obligar a estos antioxidantes a ser dañinos cuando deberían ser útiles.

Aún no se ha demostrado completamente que sea dañino, pero es un fenómeno lo suficientemente conocido por si llegues a fumar con frecuencia.

Conclusiones

Al final del día, estas dos moléculas son un gran ejemplo de lo que creemos que las pseudo vitaminas deberían ser conocidas, a pesar de no estar entre ellas.

Esto se refiere a cosas que, si acaban metiéndose en la boca, sonríes y sigues con tu día.

Sin embargo, si eres una persona activa o adulta mayor obviamente deseas proteger tu vista y tu salud mental.

La función cognitiva adecuada junto con la capacidad de prevenir el deterioro de la vista son suficientes, además dependiendo (si se añaden otros compuestos) podrías sentir un beneficio extra como fortalecer tu sistema cardiovascular, donde el cuidado de la piel es solo la guinda del pastel.

Además de estar presentes en los multivitamínicos, recuerda que los complejos de carotenoides vienen entre alfa y beta-caroteno, gamma-caroteno, zeaxantina y luteína, por lo general en softgels de asimilación muy rápida.

Para finalizar, te invitamos a observar las propiedades de las vitaminas y por qué son importantes para el atleta.


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad