• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Busca tu tienda MASmusculo
  • 910 60 96 55 910 60 96 55
    LUN-VIE: 9:00 - 19:30 y SAB 9:30 - 13:30

El aceite de hígado de bacalao en otoño

El aceite de higado de bacalao en otoño

En épocas anteriores, los vikingos eran conocidos por tener un barril de fermentación en su puerta, para tomar una dosis de aceite de hígado de bacalao con sus primitivas cucharas de madera; además usaban el aceite para encender sus lámparas y, curiosamente el mejor producto natural del mundo proviene de Escandinavia. Los vikingos fueron los primeros en la historia en consumir este aceite rico en ácidos grasos omega-3, aunque algunos romanos también lo usaban como un curativo para diversas dolencias.

A medida que continúa en el tiempo, se conocen varias otras culturas que usaban el aceite de hígado de bacalao como alimento, combustible y una aplicación tópica para aliviar el dolor. La mayor parte de Europa, Inglaterra e Irlanda lo utilizaban en sus hogares y más tarde en los procesos de fabricación, cuando la revolución industrial se inició.

Como está hecho el aceite de hígado de bacalao

Tradicionalmente, el aceite se fabricaba lanzando un montón de hígado de bacalao en un barril de madera, cubriéndolos con un poco de agua de mar fresca. A medida que los hígados comenzaban fermentarse, sacaban por fuera sus aceites; así la mezcla se dejaba reposar por un año o más para ser usados.

Hoy en día, para preservar sus propiedades nutricionales y evitar los niveles tóxicos de mercurios, existen procesos modernos que permiten limpiar el pescado y fabricar el aceite de una manera más saludable, gracias al uso de la tecnología. La mayoría de los fabricantes utilizan el vapor para exprimir su aceite y aunque la fermentación es rara en estos tiempos, sigue siendo considerada la mejor.

La principal desventaja del uso de este nuevo proceso que rápido y sencillo, es que gran parte de la vitamina D y vitamina A de origen natural se pierde a través del proceso de calentamiento durante la extracción.



Beneficios del aceite de hígado de bacalao

Además de ser benéfico para el corazón, los ojos y un estimulador del cerebro es un remedio natural de gran eficiencia para las enfermedades comunes de temporada como los resfriados y la gripe, por ello el aceite de hígado de bacalao en otoño es el suplemento perfecto para la dieta.

Muchos estudios han demostrado que el ácido eicosapentaenoico omega-3 (EPA) que se encuentra en el aceite de hígado de bacalao apoya el sistema inmunológico y la respuesta anti-inflamatoria natural del cuerpo, los cuales ayudan a las personas a evitar los resfriados y la gripe. Además, contiene vitamina D que actúa como un modulador del sistema inmunológico, anti-inflamatorio y el apoyo a la salud respiratoria contra la infecciones.

Un número significativo de estudios han examinado los efectos del aceite de hígado de bacalao sobre la salud respiratoria; uno de ellos que se hizo con 185 adultos en un periodo de cuatro meses (setiembre a enero) mostró una reducción de los resfriados en un 50%. Otro estudio realizado en 2004, en la que los individuos tomaron aceite de hígado de bacalao con vitamina D, demostró que existió una reducción significativa en el número medio de las infecciones del tracto respiratorio superior.

Los ácidos grasos omega-3, ayudan a reducir la inflamación en los pulmones; esto es particularmente notable para las personas que sufren de enfermedades inflamatorias que van de leves a severos de asma a la más graves enfermedades degenerativas como el enfisema o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que es actualmente el asesino número cinco a nivel mundial.

Un estudio realizado en el Hospital de la Universidad de Kagoshima en Japón en diciembre de 2005 llegó a la conclusión de que una dieta rica en ácidos grasos omega 3, incluyendo el consumo de aceite de hígado de bacalao ayudó a tratar e incluso poner a las enfermedades como la EPOC en un estado remisivo, frenar esencialmente todos los ataques de asma después de la suplementación y mejorar los niveles de aptitud para disfrutar de la vida.

También hay datos significativos que muestran que la EPOC y otras enfermedades inflamatorias en los pulmones se ven afectados gravemente cuando una persona o paciente no está recibiendo suficientes fuentes de vitamina D. El aceite de hígado de bacalao en otoño en solo una cucharadita, puede contener de 50-70% de las necesidades básicas diarias de ácido eicosapentaenoico omega-3 (EPA).

¿ Habéis usado el aceite de hígado de bacalao últimamente ?

 

Fuente


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Información básica de protección de datos. Responsable del tratamiento: Osuna Sport SL. Finalidad: publicación de preguntas / comentarios. Base legitimadora: Consentimiento del interesado. Ejercicio de derechos e información ampliada sobre protección de datos en política de privacidad